El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

la gran muralla china

La gran Muralla China


La Gran Muralla China, conocida como “la larga fortaleza”, es una antigua fortificación china construida y reconstruida entre el siglo V antes de Cristo y el siglo XVI por orden del emperador Qin, para proteger la frontera norte del Imperio Chino durante las sucesivas dinastías imperiales de los ataques de los nómadas xiongnu de Mongolia y Manchuria

A través de los siglos, los ejércitos de acuartelaron a lo largo de la muralla para advertir cuanto antes de las invasiones y proveer una primera línea de defensa, cuyo propósito no era tanto el impedir la entrada a China, sino el de evitar que robaran propiedades y posteriormente escaparan de China.

Después de la Dinastía Ping, la muralla no tuvo ningún uso funcional, ya que el país se encontraba entonces gobernado por la misma  gente que anteriormente quería mantenerse alejada, y se convirtió entonces en una fuente de materiales de construcción para las aldeas y pueblos cercanos, lo que por desgracio contribuyó a su deterioro y destrucción

Gran parte de la Gran Muralla tiene fama de ser el mayor cementerio del mundo, pues se cree que aproximadamente diez millones de trabajadores murieron durante su construcción, aunque no se les enterró en el muro en sí, si no en sus inmediaciones, en su apogeo fue custodiada por más de un millón de guerreros.

Para darnos cuenta de su gran envergadura, podríamos imaginar, que si se levantara una muralla de un metro de grueso y cinco metros de alto con los ladrillos, piedras y tierra de la Gran Muralla, esa Muralla daría más de una vuelta al mundo.

 

Originally posted 2009-05-09 13:42:55.

La Gran Muralla China II

La Gran Muralla comenzó teniendo unos 19 mil kilómetros desde la frontera con Corea hasta el desierto de Gobi a lo largo de un arco que de línea aproximadamente al borde sur de la Mongolia Interior, aunque hoy en día se conserva sólo el 30% de ésta, con unos 9 mil kilómetros de largo, de 6 a 7  metros de alto y de 4 a 5 de ancho,  va desde Shanhaiguan en el este, hasta Jiayuguan en el oeste , atraviesa seis provincias y regiones autónomas y un municipio del norte de China, como Hebei, Beijing, Shanxi, Mongolia interior, Ningxia, Shaanxi y Gansu.

La Gran Muralla está compuesta de muros, pasos, atalayas y torres. En los pasos, levantados generalmente en los caminos importantes y protegidos por varios muros, se acantonaba el ejército imperial.

El sector Badaling es hoy en día un centro de atracción turística importante por su belleza, también hay otros sectores interesantes en Jinshanling, Mutianyu, Simatai y Gubeikou, y otros sitios conocidos y populares son el Paso Huangya en Tianjin, el Paso Shuanhaiguan en la provincia de Hebei y el Paso Jiayuguan en la provincia de Gansu.

Después de la Liberación, el gobierno popular ha reparado y restaurado varios sectores de la Gran Muralla a fin de que se mantenga su primigenio aspecto de impotencia y grandiosidad.

La Gran Muralla es hoy un puente que enlaza pueblo chino con los de los otros países y regiones del mundo, además fue nombrada patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1987, y fue nombrada como una de las ganadoras en la lista de las Siete Maravillas del Mundo Moderno.

Originally posted 2009-05-09 16:31:42.

Recomendaciones al visitar sitios populares

Viajar a sitios donde el turismo de masas llega como atraído por las moscas es todo un desafío si uno quiere pasarlo bien y no compartir con un montón de gente que va de un lado a otro.

1

Nada arruina más un paseo por la Gran Pirámide de Egipto que los autobuses turísticos andando detrás de ti. Una de las mejores maneras de evitar las multitudes es ir a los sitios populares fuera de temporada, aunque incluso si se viaja en horas punta, hay formas de burlar a la multitud.

Salir temprano: La mayor parte de los sitios tienen sus propias altas y bajas durante el día. Hay sitios donde conviene llegar al amanecer, como Angkor Wat en Camboya, porque son esas primeras horas de la mañana las que te permiten estar en soledad casi absoluta.

Por lo general, la hora cuando el sol está en su plenitud es la peor hora, porque es justo ahí cuando todos los turistas salen a tomar fotos. Si se trata de un museo u otro lugar cerrado, es mejor llegar apenas se abren las puertas, e ir de inmediato a la atracción principal del lugar, como por ejemplo sería la Mona Lisa en el Louvre.

Entradas: Siempre hay que buscar las entradas alternativas en los lugares más afamados. Por ejemplo, en la Gran Muralla China, hay tres lugares desde donde subir, la más lejana es la más vacía obviamente. En Machu Picchu, hay un camino antiguo que la mayoría de los turistas no conocen.

Reservas: Busca museos y lugares que requieran una reserva previa, como la Galería Borghese en Roma, que mantiene esculturas de Bernini, David, Apolo y Dafne.

Pedidos: El conserje del hotel le puede ayudar entregándole información necesaria para ir a los lugares más populares y en qué momentos ir. Hay lugares como en Asia o el Oriente Medio, donde hay muchos turistas, entonces, los guías locales son asequibles y de gran ayuda.

Foto: flickr

Originally posted 2009-10-28 17:36:00.