El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

londres

Mal comportamiento en buenos hoteles: Historias sabrosas


Siempre las historias de mal comportamiento en los hoteles nos han llamado la atención, y con razón, si casi siempre quienes protagonizan estos bochornosos incidentes son estrellas de Hollywood y conocidos artistas que se endiosan como si fuesen de lo más perfecto, y ya ven, como se comportan a veces en los más lujosos hoteles.

1

Un día antes de la premier europea, en el 2008, de la exitosa película Batman, The Dark Knight, el actor, Christian Bale fue detenido en el Hotel Dorchester de Londres, siendo acusado de asalto. El mundo entero celebró a este intruso de salón que defendió aparentemente a una damisela, tratando de ayudarla al verla en apuros en el piano del bar. Pero no, al parecer, el actor tuvo una rabieta con su madre y su hermana en la habitación del hotel.

2

Es común que las estrellas de rock tiren el televisor por la ventana, o la torta que han encargado a su habitación vuele por los aires hasta llegar a la piscina del hotel o el bar es tan común que casi es un cliché mencionarlo. Lo mismo pasa con las sobredosis de heroína en los baños de mármol y en los mini bar. Ya nada de esto sorprende.

3

Los hoteles de lujo ofrecen anonimato, intimidad y escape, dice Steven Ferry, que como Presidente del Instituto Internacional de Butlers, ha capacitado a personal de las más exclusivas propiedades del mundo. “Pero la combinación de riqueza y anonimato, a veces conduce a una mala conducta. El secreto de un buen hotel es mantener estas historia en secreto”.

4

Los hoteles han visto extraños incidentes relacionados con los clientes a través de los años, pero, al igual que los mayordomos de primera clase, todo se maneja con discreción, no revelándose el quien, donde, qué y cómo. Afortunadamente, la lista es extraña, cursi y oscura, ya que nadie sabe a ciencia cierta todas y cuantas historias guardan los mejores hoteles.

5

Hasta aquí, con Batman y la estrella de Gladiador, Russell Crowe, se vio que coinciden en gustos guerreros al verse a este último en una extraña lucha con arma mortal en el Hotel Mercer de Nueva York en 2005. ¿El arma mortal? Un teléfono. El australiano Crowe, estuvo en Nueva York para rodar una película de boxeo, Cinderella Man, pero no pudo obtener una conexión telefónica con su esposa en Australia. Crowe se quejo con la recepcionista, pero al ver que el problema no se solucionaba de inmediato, tiro de inmediato el teléfono a la cara del conserje del edificio. Luego arrojo un plato de cerámica. Entonces, empezó el teatro.

En el 2005, Naomi Campbell supuestamente golpeo a la actriz italiana Yvonne Scio en el hermoso Hotel Edén de Roma. La causa habría sido que Campbell fue a recoger a Scio para ir a una fiesta juntas, pero se enojó al ver que Scio llevaba un vestido igual que ella.

El ex vicepresidente demócrata John Edwards en el Beverly Hilton Hotel protagonizo una trifulca interesante en agosto del 2008. Edwads, felizmente casado, en plena campaña, fue sorprendido por un tabloide de periodistas que participaban en una reunión secreta del hotel con una rubia divorciada que alego ser su amante, incluso con un hijo que había engendrado con ella.

Al ser sorprendido, Edwards corrió y se escondió en la habitación de un hombre en la planta baja del hotel, con los reporteros siguiéndolo, hasta que los guardias del hotel rescataron la cara hecha trizas del ex senador, quedando fuera de la vida política.

Originally posted 2009-07-09 17:39:00.

The Beatles: Lugares que se hicieron famosos con el cuarteto

Fue ya hace más de cuarenta años que John, Paul, George y Ringo cantaron acerca de Penny Lane y Strawberry Fields. Los jóvenes fans que primero acudieron a los lugares legendarios de Liverpool han crecido, pero con la tecnología todo revive, y en un remastering que llevará 14 temas de los discos y el videojuego “The Beatles: Rock Band”, una nueva generación tendrá la oportunidad de visitar nuevamente la peluquería de Penny Lane.

sav

¿Qué fue de los Beatles: la paz, el amor, la controversia todavía resuena”, dice Richard Porter, en un tour guiado a través de los paseos que se ofrecen en Londres. Porter ha hecho durante sus últimos 21 años una ruta para aficionados a través de Abbey Road, a lo largo de Savile Row y a través de la estación de tren de Merylebone en Londres. Los aficionados acuden desde todo el mundo y en todas las edades, y Porter dice al respecto “algunos ni siquiera nacían cuando John murió”.

Porter dice que el tour se detiene en los lugares favoritos de la Beatles, que todavía conservan el mismo aspecto de hace 40 años. “El cruce Abbey Road no se ha convertido en una atracción turística. Es una calle normal”. Sin embargo, esta calle recibe unas 125.000 visitas al año y también tiene sus peligros: “Las personas se quitan los zapatos y los calcetines para cruzar, la forma en que cruzó alguna vez Pablo, pero ellos se olvidan de los autos”.

La Beatlemanía ha arrasado en todo el mundo, lugar al que fue la banda, eran rápidamente seguidos por cámaras y aficionados. Cuando ellos decidieron convertirse en discípulos del Maharishi Mahesh Yogi y viajaron a Rishikesh, la India, para estudiar Meditación Trascendental, miles de jóvenes hippies iniciaron su propio camino hacia la iluminación espiritual.

Joanne Papineau, desde The Fairmont Queen Elizabeth en Montreal, piensa que en algún lugar a lo largo de la ruta de los Beatles comenzó a entender su poder: “Ellos fueron las primeras grandes celebridades con poder para convertirse en políticos”, dice. John y Yoko en la cama para su luna de miel, viajando desde Ámsterdam a Montreal, centraron la atención del mundo en la paz. “Ellos utilizaron lo que fue un momento para llamar la atención sobre una causa mayor”.

Cuando John y Yoko ocuparon la suite #1742 de La Reina Isabel desde el 26 de mayo al 2 de junio de 1969, mandaron a retirar los muebles y colocaron la cama en medio de la sala del piso. Desde allí, se dio un máximo de 150 entrevistas al día. El registro de seguridad del hotel estaba repleto de quejas de otros huéspedes que estaban preocupados por el número de personas en el vestíbulo. Hoy la habitación aquella se encuentra decorada como un monumento simbólico de la pareja en su búsqueda de paz, y atrae a huéspedes de todo el mundo: “La gente dice que se siente la presencia de John cuando visitan el lugar, dicen que hay algo especial en la sala”.

Tal vez donde se más se sienta la presencia de John es el Parque Central, Ciudad de Nueva York, donde un pequeño pedazo de tierra trae a la mente su memoria y ahora es Strawberry Fields. Diseñado por el arquitecto paisajista Bruce Kelly, la loma es un monumento a John. En 1984, Yoko Ono aportó 500.000 dólares a la creación del jardín, así como una cantidad equivalente para que este fuera mantenido. El lugar se ha convertido en un punto de encuentro tranquilo para los fans de todo el mundo, muchos de los cuales cantan canciones de los Beatles y Lennon en las tardes de verano.

Extracto de: forbestraveler, Foto: flickr

Originally posted 2009-06-11 20:41:00.

Shangai restaurante, Dalston, Londres

El Restaurante Shangai proviene de la vieja escuela, trayendo nostalgia a la memoria de los que le visitan. Este es ahora un restaurante chino que tiene como especialidad el pato crujiente, el arroz frito con calamar y espárragos.

La comida del lugar es buena y el ambiente bastante cálido y acogedor. La forma es que están dispuestas las mesas y sillas del restaurante es más bien oriental, la calidad del menú es buena y los precios son razonables, aunque el servicio a la mesa es algo frío y distante, lo cual molesta un poco, porque uno como cliente siempre espera ser bien atendido en un restaurante, sin embargo, en este no pasa eso. La mayor parte de las veces se encontrarán con caras desconocidas y sonrisas fingidas que le delatarán lo poco amables que son…

La propina la deducen de la factura, y lo más seguro es que si piden cerveza, se la tiren encima, al igual que los kilos de simpatía de los meseros, justo de lo que hablamos antes.

Lamentablemente, este tradicional restaurante ha evolucionado a lo largo del tiempo para peor, cosa que no suele suceder a menudo en los restaurantes tradicionales, que van mejorando y eficientizando sus operaciones. Pero bueno, que se le va a hacer, cuando algunos con cumplen con el estándar mínimo de exigencia de los clientes, quizás el tiempo los predestine a desaparecer, el mercado mismo se encargue de hacerles saber lo insatisfactorios que son, o quién sabe, porque si ha permanecido en pie tanto tiempo, debe ser por algo.

Originally posted 2009-06-27 17:05:00.