El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

México

Jet Set: Las Brisas Resort en México IV


¿Mencioné que todas las habitaciones tienen vista al mar?, y que el agua color azul que de solo mirarlas hacen desaparecer los problemas de la vista, llevándoselos lejos siguiendo el ritmo de la marea. Después de un merecido reposo, se puede caminar por el vestíbulo y el pasillo para ver los distintos lugares de interés, donde se practica desde natación con delfines hasta escaladas por las montañas más cercanas, paseos en canoa, viajes a una isla cercana, cuya playa es un paraíso consagrado.

jr_suite

Si tu interés es el golf, el personal de Las Brisas se asegurara de que usted tiene acceso a la mejor cancha de la ciudad, y si necesitas un yate, solo pedimos que adopten a la Marina para una fiesta privada. Pedir el alquiler es muy fácil.

Después de un día completo de actividades, tomen un taxi y ¡vayan al centro de compras!. Ustedes tienen opciones variadas. Primero un mercado de artesanía local, donde encontraran ropa tradicional, llaveros, joyería de playa y turquesa, además de lindos recuerdos para el hogar.

Si son grandes compradores, y no pueden conformarse con una pequeña aldea de mercado, vayan a las tiendas de Cavalli, Armani, D&G, Moschino, Puma, Lacoste, Hugo Boss y todas las demás que verán.

Ya verán cómo se pasan volando las horas en medio de la diversión de comprar en estas tiendas, que aunque no lo crean tienen precios muy accesibles, incluso más baratos que algunos de los grandes almacenes de Nueva York.

Ixtapa, Las Brisas y todo no es solo un ejemplo del calor y la tradición mexicana, sino que es el mejor sitio para pasarlo en esta temporada de recesión económica. Atrévanse y pónganse sus gafas Dior de sol, salgan de la máscara contra gérmenes que sobrevaloran en casa y ¡hagan su camino afuera!.

Vía: luxuryfashion

Originally posted 2009-07-21 00:07:00.

Las tragedias que azotan a México

Sumado al desastre que ha sido la gripe porcina en México, ahora los mexicanos experimentan la dolorosa pérdida de 41 niños, que resultaron muertos producto de un incendio en el estado de Sonora, mientras otros 12 quedaron hospitalizados en estado grave.

El accidente se produjo luego de una explosión en un edificio aledaño a la guardería, tras lo cual vino el terrible incendio, que asfixio a los niños con el humo y les causo graves descompensaciones a otros tantos. Casi todos los niños fallecidos fueron sepultados el día de hoy. La procesión fue decorada con globos y flores en memoria de los menores.

Lo que causo la muerte de los niños, fue finalmente la falla multiorgánica que les provoca el aspirar humo. Producto de este accidente, el papa Benedicto XVI envió un telegrama de condolencias a los muertos y heridos en el incendio. El presidente Felipe Calderón no se quedo fuera y llego anoche a la ciudad para intentar dar algún consuelo a las familias de los niños, prometiéndoles a poyo de parte de la Secretaria de Salud y una investigación completa sobre la causa de la tragedia.

Según las autoridades gubernamentales, el edificio había pasado por una inspección de seguridad y la guardería se trataba de una bodega habilitada como guardería, contando solo con una puerta de salida y unas pocas ventanas en una zona muy alta, las que apenas se podían abrir.

Con estos antecedentes, yo creo que gran parte de la responsabilidad por haber tenido a los niños allí en ese minuto, es de los padres, que no se preocuparon antes de la seguridad de sus hijos, de dejarlos en un lugar adecuado. No entiendo por qué siempre se vienen a preocupar de los riesgos después que ocurre una tragedia, es lo mismo que pasa con las piscinas, los paseos de curso, el tema del cinturón de seguridad, la silla especial de niños, etc. Siempre todos dan por sentado que las condiciones serán las óptimas sin evaluar que están dejando en otras manos a sus hijos, en un lugar donde ellos no podrán dar ni la menor ayuda en caso de alguna emergencia.

Originally posted 2009-06-07 21:22:00.

La cocina mexicana

El linaje de la cocina mexicana se mezcla con el caldero español y la olla de barro indígena, dando por resultado una comida rica en colores, sabores y aromas que despiertan todos los sentidos en su más amplio espectro.

estee_lauder_chica[1]

La presentación de la comida mexicana es un elemento vital a la hora de servir los platos, destacando los colores fuertes, que se mezclan para crear contrasten que despiertan el apetito de los comensales y mezclan también texturas y sonidos, como los crujientes tacos, que contienen los picantes del ají y la suavidad de la palta.

Los españoles mezclaron su gastronomía con la mexicana incorporando los fabulosos efectos de las especias en las comidas, incorporados en la actualidad a la mayoría de las cocinas del mundo, siendo parte indispensable de estas.

Las hierbas aromáticas son también de propiedades curativas y medicinales, que le confieren un valor agregado extra a su aplicación en las comidas. Así, se sabe por ejemplo que el comino es un buen desinflamatorio estomacal y el romero excelente para una buena digestión y prevenir resfríos por sus propiedades antisépticas, aplicándoselas incluso para mantener alejados a los parásitos de las casas cuando se ponen pequeños ramitos de romero en los rincones.

La comida mexicana es para degustarla con tiempo, es casi hacer una pausa en el quehacer diario que no deja tiempo para nada y desmarcarse de todo para degustar sabores distintos y contrastantes. Los sabores de México son únicos y también cautivantes, a pesar que el país esté tomando mala fama debido a la actual gripe porcina que se ha comenzado a propagar al mundo a partir de allí.

Foto: flickr

Originally posted 2009-05-09 23:28:00.