El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

montañismo

Las 10 Cumbres que hasta los aficionados pueden intentar escalar (I)


Según cuenta la leyenda, Alejandro Magno escala el Monte Olimpo para demostrar por sí mismo que la existencia de los dioses era una mentira. Tal como esperaba, Zeus y Atenea no espera por él en las nubes que rodean la cumbre de la montaña. Sin embargo, es posible que el rey macedonio encontrara algo diferente, más personal y espiritual en el acto de subir a la cumbre de esa montaña, que ha atraído a escaladores durante milenios.

tos

Entre la multitud de formas de viaje de aventura al aire libre, el montañismo tiene un lugar de honor. Físicamente agotador y mentalmente estimulante, es posiblemente el más exigente deporte pero la más gratificante forma de pasar un día, o una semana en el medio silvestre. No por nada que en la famosa montaña, pioneros como Sir Edmund Hillary ocupan un exclusivo panteón fuera del alcance de sus homólogos, andando por ejemplo, en kayak o esquí.

“Todo lo que necesitas hacer es llegar a la cumbre de una vez para entender la difícil y inmensa felicidad que se consigue al alcanzar la cumbre”, dice Vinicio Stefanello, editor en jefe de Planetmountain.com. “El cansancio de llegar allí, la deliciosa expectativa de la próxima cumbre a la vista es toda una experiencia. Descubrir el horizonte desde la cima de una montaña conquistada es una experiencia única y memorable que nunca te dejará”.

Mientras que el montañismo no es para las embarazadas o los débiles del corazón, también es cierto que no tienes que ser un tri atleta experto escalador ni llevar el peso de cientos de libras de equipamiento de montaña. Tampoco es necesario arriesgar la vida ni la integridad física. “El mundo está lleno de exquisitas subidas muy apropiadas para los novicios”, dice Stefanello.

Para subir muchas de las cumbres más famosas del mundo, solo tienes que tener una buena salud, unas cuantas bolsas de víveres y un buen par de botas que te permitan caminar cómodamente. Dependiendo de la pendiente de la montaña que se desea subir, tal vez sea recomendable tomar un curso de montañismo, y si tienes problemas de salud, siempre hay que consultar al médico primero.

Vía: forbestraveler ,Foto: flickr

Originally posted 2009-05-26 15:35:00.

Alpamayo, Perú

Alpamayo es uno de los picos más notables en la Blanca Cordillera de los Andes peruanos, en la región de Ancash, Perú, América del Sur. Con una elevación de 5.947 metros, esta es una elevación notable, de forma simétrica y muy bella, que encumbra dos zonas más hacia el Sur y el Norte.

1

La cumbre de la montaña Alpamayo fue escalada por primera vez por una expedición alemana, que se fue a través de la arista N. Esta montaña fue votada como “la montaña más bella del mundo” en la encuesta mundial de belleza escénica de Munich en 1966.

2

La ruta de escalada más común, es conocida como la ruta Ferrari, situada en la cara sudoeste de la montaña. Se considera que el ascenso es difícil, por lo que los escaladores que emprendan la subida, deben saber de escalada sobre hielo a un nivel técnico al menos. Los mejores meses para escalar son los que van desde mayo a septiembre, que coincide con la temporada seca.

3

Alpamayo es una montaña digna de ser escalada al menos una vez en la vida, ya que tiene senderos llenos de lagunas color turquesa, hermosos valles, pasos elevados y magnificas vistas, además de montañas de más de 6.000 m.s.n.m. Los campings son tranquilos allí arriba.

4

Ver las imágenes a cualquiera le dan ganas de ir a escalar, pero les recomiendo que antes de hacerlo, contraten como mínimo un guía experto, ya que subir este tipo de montañas requiere conocer los peligros a los que se exponen, que no son solamente perderse sino caer en una zanja profunda no visible, y además hay que saber de técnicas de escalamiento, de posicionamiento de las estacas, de manejo del grupo y sobrevivencia, entre otras cosas. Muchos, por subestimar un gasto que en realidad es una inversión, pierden su salud y a veces, su vida en estas heroicas expediciones.

Vía: wayfaring

Originally posted 2009-10-15 13:38:00.

Increíbles historias de supervivencia (II)

Dos semanas en una cueva de hielo:

En 1982, Mark Inglis y Phil Doole subieron a lo más alto de la ladera de una montaña en Nueva Zelanda, más precisamente en el Monte Aoraki, cuando cayó una tormenta.

2

Los amigos, construyeron una cueva en el hielo y esperaron a que pasara la tormenta, pero pasaron 13 largos días antes que llegara la ayuda hacia ellos. Ellos sobrevivieron comiendo magras raciones, con el hacinamiento de la cueva perdieron la circulación de la sangre en las piernas, tanto así, que en uno de ellos tuvo que ser amputada una.

Esto no les quito las ganas de subir el monte, ya que ambos llegaron a la cumbre y en 2006, Inglis se convirtió en el primer hombre amputado que conquistara el Everest, perdiendo cinco dedos y más carne de sus piernas con la congelación, aunque ni un ápice de su fuerza de carácter.

Inglis le dijo al New Zealand Herald “Cuando uno pierde las piernas….algo como esto es un contratiempo menor, solo un bache en el camino, la verdad”.

Varados en los Andes:

Esta es una historia tan extraordinaria que ha generado varios libros, una película de Hollywood, un aclamado documental y una página web oficial que puede ser reconocida en una sola palabra: Alive.

Cuando el avión que transportaba a un equipo de rugby uruguayo se estrelló en Los Andes en Octubre de 1972, la historia debió haber terminado ahí, pero apenas comenzaba. De las 45 personas que estaban a bordo, 12 murieron en el accidente o poco después, otros cinco pasaron a la mañana siguiente de las lesiones, otro el octavo día y luego ocho en un alud posterior.

Las 16 personas restantes luchaban a través de un frío extremo y el hambre antes de recurrir al canibalismo de los que ya habían muerto.

Cuando se hizo evidente que ya no vendría ayuda, Fernando Parrado y Roberto Canessa emprendieron la excursión por la montaña y finalmente encontraron ayuda. La más reciente y posiblemente el más sensible relato de la saga de 72 días fue hecha el 2007 por Gonzalo Arija en el documental “Vengo de un avión que cayó en las montañas”.

Vía: bravenewtraveler

Originally posted 2009-10-06 22:30:00.