El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

paseos

Cosas que no hacer en Chile


Siempre que vayan a un lugar, todos les dirán que cosas hacer, pero todos olvidan mencionar lo que no hacer, así que empezaremos dando a conocer las cosas que no se deben hacer en la capital de Chile, Santiago.

1

Lo primero que recomendaría no hacer en esta ciudad, es transportarse en micro o metro, en especial a las horas peak, que van desde las 07:00 am a las 10:00 am y de las 18:00 pm a las 21:00 pm todos los días de semana. Los únicos días durante los cuales el metro y los buses funcionan bien es sábado y domingo, además de feriados y festivos.

Lo otro que no deben hacer, es visitar las Torres del Paine en temporada alta, ya que, contrario a lo que se cree, allí encontrarán mucha gente dentro del parque, además de campings que más parecen pueblos rústicos.

2

Tampoco hay que tomar un navío hacia la Laguna San Rafael, ya que estos viajes en barco son caros, incómodos y en realidad, es demasiado dinero ir allí, como para tener que dormir con otros 15 pasajeros, con un motor de barco vibrando a un ritmo de locura.

No es buena idea tomar el funicular, no porque sea un paseo no recomendable, sino porque se perderían de ver una de las mejores partes de la ciudad. Es mejor subir el cerro en bicicleta o a pie, para alcanzar a apreciar en su verdadera dimensión la belleza del paisaje, y de paso, aprovechan de tomarse un rico mote con huesillos.

Vía

Originally posted 2009-11-21 10:03:00.

Corea del Sur: Más allá de Seúl (I)

Cuando le digo a la gente que pasé un año trabajando en Corea, uno de cada tres responde con una expresión como diciendo que ojalá no se vuelva a repetir. Mucha gente sólo sabe qué es Corea del Sur por lo que no es. La conciencia por lo general sólo se extiende a Seúl, la capital del país con la más alta tecnología.

1

Toda esta creencia es una lástima, porque esta pequeña península tiene magníficos lugares de interés si saben dónde buscarlos, en especial si van mas allá de las mega tropolis que cubren el noroeste.

Después de dos meses viviendo en una ciudad que se puede sentir mono cultural, como Seúl, uno de los momentos más felices que he tenido ha sido un viaje de fin de semana a Busan. Fui de paseo a través de una puerta tallada que va desde China al estrecho encuentro con Estados Unidos, aunque este un lugar más conocido como Texas Town.

2

Busan puede ser grande, pero es muy difícil sentirse ahogado allí. Su cómoda ubicación en el Mar de Japón hace de Busan un centro comercial donde hay muchas pequeñas empresas extranjeras establecidas.

Con el paso de los años, las comunidades extranjeras han plantado sus propios distritos dentro de la ciudad, dándole un cariz agradable y acogedor. La costa se encuentra bordeada de playas, donde normalmente se lanzan festivales de rock y exposiciones de castillos de arena, sea cual sea la temporada del año. En Busan encontraran galerías y tiendas hasta bien tarde, todos los días, y además, podrán realizar una caminata de montaña a mediodía para descender mucho antes de la puesta de sol, y así darse un chapuzón en el mar con música en vivo.

Vía

Originally posted 2009-11-25 16:14:00.

Quingdao, China

Quingdao resalta de cualquier otra ciudad por sus fuertes colores verdes y rojos, provenientes de los parques y las tejas rojas de los tejados.

1

Todo aquí, desde los edificios residenciales a los edificios institucionales exhiben su herencia del estilo arquitectónico occidental con un toque de sabor europeo. La población local vive con una contradictoria sensación de orgullo y vergüenza, porque recordemos que en esta zona se vivieron verdaderos calvarios que humillaron a muchos.

Durante la época de ocupación alemana en Quingdao se construyo obras con un orden y un estilo que se preservo luego que el gobierno Japonés retomara el control. Algunos de los edificios de la época de la ocupación alemana son hoy en día un gran atractivo turístico.

Algunos de estos edificios son, el Edificio del Gobernador, de un estilo magnifico, clásico europeo, donde el gobernador desarrollaba sus funciones. La Residencia del Gobernador, un chalet lujoso con jardín que es una obra maestra de la arquitectura alemana y hoy sirve como casa de huéspedes.

La Estación de Tren de Quingdao, cuenta con un campanario y una sala de espera. En el techo se pueden ver cuatro campanas gigantes. La Iglesia Cristiana, que más parece un castillo alemán antiguo, muestra unas paredes amarillentas con incrustaciones de fragmentos de granito.

En Quingdao, recorrer todos los edificios y sitios históricos es bastante económico, ya que los taxis son baratos y entregan un buen servicio. Incluso, aunque parezca increíble, hay una oficina de objetos perdidos en los taxis, donde se puede ir a reconocer y recuperar cualquier objeto que se les haya quedado olvidado.

Foto: flickr

Originally posted 2009-08-25 17:55:00.