El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

valencia

Torre del Miguelete


Si nuestras vacaciones nos llevan hasta Valencia, hay un monumento que no podemos perdernos pase lo que pase y que está ligado con la Catedral de Valencia aunque, si no nos gusta, no tenemos por qué entrar dentro.

El edificio al que nos referimos es el campanario de la Catedral, conocida como Torre del Miguelete o, en valenciano, Torre del Micalet.

La torre tiene una campana que también recibe el mismo nombre, Miguelete, por lo que, posiblemente, la torre sea conocida por ese nombre por la campana.

La construcción, como en los monumentos antiguos, es de varios maestros de obra como Andrey Julia, José Franch o Pere Balaguer.

El Miguelete es una torre maciza de estilo gótico de 51 metros de altura que ofrece una vista panorámica de la ciudad que nadie puede igualar.

Su nombre antiguo fue “Campanar nuevo” o “Campanar de la Catedral” pero, como decimos, acabó llamándose Torre del Miguelete.

Originally posted 2008-09-19 13:29:21.

Restaurante submarino en Valencia

Ahora que el fin de semana ha llegado, siempre podemos darnos una escapada a alguna ciudad de España para disfrutar de una corta estancia y degustar algo de su gastronomía, o pasear por algunas de sus principales zonas.

En esta ocasión nos decantamos por Valencia, y, de ella, te recomendamos ir a un restaurante distinto de los que puedes conocer, un restaurante submarino.

Este restaurante se encuentra en  el Oceanográfico de Valencia y está rodeado por un acuario gigante con más de 10.000 peces de distintas razas.

Por supuesto, los menús son básicamente de pescado pero siempre podremos encontrar algunas degustaciones de carne (por ejemplo el entrecot de milhojas de patata).

Si quieres más información, los datos de información del restaurante son: Calle Junta de Murs i Valls, s/n, Valencia, 46013. Teléfono 961975565.

Foto de: Jaime Noain.

Originally posted 2008-10-03 13:08:21.

Altea, un pueblo de leyenda

Altea se encuentra ubicado en Valencia y es uno de los lugares más visitados por los turistas. Su mayor atractivo reside en la historia que se cuenta del propio lugar que hace que muchos teman acercarse a algunas zonas del pueblo.

Según se cuenta, en Altea vivía una anciana con el don divino de poder decidir si un niño o adulto podía coger la fruta de un árbol que había cerca de su casa. Si podía, no ocurría nada, pero si no podía, el hombre o niño que trepara el árbol, después no podría bajar.

Cierta noche la muerte llegó a su casa a buscarla. Sin embargo, ella fue más lista y engañó a la propia muerte a que subiera al árbol. Lo peor fue cuando quiso bajar porque no podía hacerlo. Así, la anciana pacto con la muerte el dejarle libre: si lo hacía, entonces la muerte no volvería a por ella nunca más.

Y así lo hizo, la muerte accedió a su petición y pudo bajar del árbol.

Lo que no se sabe es si la anciana aún permanece allí.

Si nos acercamos a Altea veremos que esta formada de cúpulas de tejas azules y blancas, de calles empedradas y escalonadas, de una sólida muralla. Y a los pies del montículo se observa el barrio de los pescadores, un barrio compuesto por casas y el Puerto, con gran actividad costera.

Originally posted 2008-08-19 17:43:20.