El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Un hotel dentro de un avión


boeing_intLa idea de alojamientos no tradicionales tiene sus propias alas. En Suecia, un empresario de 30 años decidió comprar un Jumbo en desuso para convertirlo en hostel.

Es un Boeing 747-200 de 1976, bautizado Liv en honor a la hija de su propietario. Cuenta con 25 habitaciones con un total de 85 camas, tienen aproximadamente 6 metros cuadrados de superficie y 3 metros de altura.

Después de dos largos años de remodelación, que incluyó el cambio del tren de aterrizaje por un anclaje en una base de cemento, este hostel está listo para el alojamiento. Está ubicado a la entrada del aeropuerto de Arlanda, el más grande de Suecia, al norte de Estocolmo.

Tiene una cafetería con una gran vista a las pistas de aterrizaje. Las 25 habitaciones tienen diferentes categorías y hay tres suites con baño privado, destacándose la “suite de la cabina”, que se encuentra en la parte delantera del avión y no es ni más ni menos que la cabina de los pilotos rediseñada para ser un cuarto de hotel.

La gran mayoría de los cuartos tienen baños y duchas compartidas a excepción de las suites del piso superior que gozan de mayor intimidad. El Jumbo Hostel también provee servicio de teléfono, WiFi, televisión y aire acondicionado. Las habitaciones tienen espacio para tres camas.

Según su creador, la idea no era construir un hotel de lujo sino proveer un servicio a los viajeros que día a día pasan por el aeropuerto Arlanda y que en varios casos necesitan pernoctar esperando el próximo vuelo.

Originally posted 2009-01-16 12:46:55.

Comments are closed.