El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Una visita a la Granada de misterios


Uno de los misterios que hay alrededor de la ciudad de Granada es sobre la antigua ubicación de la Diputación de Granada, en la Calle Mesones. La Diputación se trasladó de lugar debido al descontento de sus propios trabajadores, algunos de ellos, se cuenta, que no querían entrar en el edificio por miedo.

Y es que no es para menos. Antiguamente el edificio fue un palacio árabe y posteriormente el convento parroquial de la Magdalena, que utilizaban, según dicen, como cementerio privado.

Poco después el convento fue trasladado y comenzó a utilizarse como comercio pero todo el que entraba allí acababa suicidándose así que pusieron la Diputación.

Eso parece que fue lo peor ya que, a partir de ese momento, empezaron a escucharse sonidos, se perdían herramientas, los ascensores y luces funcionaban solos, fotopsiquismo en las plantas, los papeles volaban o tecleaban las máquinas de escribir.

Los guardias de seguridad, por las noches, no querían quedarse solos porque era vivir el miedo en primera persona durante todo el tiempo que duraba la noche (por lo que apenas aguantaban más de 1 mes de alta).

Para investigar los fenómenos la Asociación Parapsicológica Omega recibió autorización para pasar varias noches en el recinto. La primera de ellas tuvo lugar el 21 de diciembre de 1986 pero sería en la madrugada del día 23 cuando salió una de las psicofonías más famosas y más difíciles de entender, de ahí que circulen varias versiones sobre su contenido (Necesito ayuda… Enviadla… En la primera…Os arrepentiréis – Y la compañía… Dónde estará… En la lengua… Os arrepentiréis).

Pero eso no fue todo ya que varios del grupo vieron un “monolito” de luz que surgía de una pared y se metía en una habitación para desaparecer de repente. También cabe decir que muchos de ellos salieron “tocados” ya que los “fantasmas” también los agredieron.

De esas visitas que se realizaron lograron hacer un retrato sobre el fantasma en cuestión y lo identificaron como padre Benito, último sacerdote de la iglesia de la Magdalena, a quien su orden religiosa había prohibido donar su herencia para los niños pobres de Granada.

El edificio quedó vacío poco después aunque actualmente se ubica el Catastro.

Originally posted 2008-08-15 23:03:44.

Comments are closed.