El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Essaouira

Essaouira también conocida como Mogadur, es una ciudad portuaria marroquí, situada en la costa occidental atlántica.

Esta maravillosa ciudad se ha ganado infinitos apodos como la perla del atlántico, la Bella durmiente, la hermosamente trazada etc.. y es que esta ciudad patrimonio de la humanidad se ha convertido en una escala imprescindible de cualquier viaje a Marruecos, pues mantiene el encanto y la autenticidad de una tierra perdida en el tiempo. Su estructura de casas blancas y mar azul recuerda mucho a los pequeños pueblos de costa de Andalucía.

Al viajante le fascinará la amabilidad y carácter hospitalario de los assaouiries, ya que viven desde hace siglos, en una encrucijada de culturas, civilizaciones y religiones de los fenicios por una parte y los romanos posteriormente, los cartagineses, beréberes, portugueses y franceses.

Tiene cerca de 70 mil habitantes, su medina o centro histórico está catalogado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad desde 2001.

Su origen económico, viene dado principalmente gracias a la pesca, la industria maderera, textil y alimentaria y al comercio de productos de artesanía, marquetería y joyería en particular

Essaouira alberga anualmente el Festival Gnaoua y de Músicas del Mundo del Mundo de Essaouira que atrae a miles de visitantes.

Además esta ciudad es el paraíso de los aficionados a los deportes del viento, gracias a que soplan los alisios, que son vientos constantes y fuertes.

Sin duda es una ciudad que te apasionará por múltiples motivos, sus gentes, sus paisajes, su mar, su clima etc… es una recomendación general que pases por aquí en el camino.

Originally posted 2009-05-17 20:18:58.

Delft, en Holanda

Delf se encuentra entre las ciudades de La Haya y Rótterdam y es bastante característica porque sus canales suelen encontrarse con nenúfares que dan un toque muy bonito a la ciudad.

Delf es famosa por su porcelana, de hecho, un de sus atractivos es visitar la Real Fábrica de Porcelana, fábrica que podremos visitar todos los días de 9 a 5 de la tarde y por un precio asequible, 5 euros por adulto y los menores de 11 años de forma gratuita.

Otro de los atractivos de Delf son sus dos museos, por un lado el Museo Municipal Het Prinsenhof donde, también por 5 euros, entraremos, un claustro del siglo XV que fue la residencia de Guillermo de Orange, ahora es un museo con pinturas, porcelana, plata, alfombras y exposiciones de la Casa de Orange.

Por el otro lado, tenemos al Museo Lambert van Meerten, una mansión del siglo XIX, con porcelana de Delft y habitaciones de la época.

Pero no todo son Museos en Delf, también podemos disfrutar de un agradable paseo en el medio de transporte por excelencia en Holanda, las bicicletas, una forma sana y saludable de viajar.

La ciudad también está rodeada por canales aunque éstos no son navegables (no son como en Venecia). Pero eso no ha sido problema ya que han instalado barcos que utilizan como restaurantes, así podremos cenar o comer de una forma original y como, muchos de nosotros, no lo hemos hecho nunca.

Una de las cosas que no podemos dejar de ver, o más bien escuchar, antes de irnos de Delft es la melodía de su Nieuwe Kerk (la nueva Iglesia) ya que la Torre que tiene (la segunda más alta de Holanda) toca cada media hora una melodía preciosa.

Originally posted 2008-04-17 17:02:34.

Valdediós

A 8 kilómetros de Villaviciosa, en la costa este de Asturias, se encuentra un precioso valle conocido en la Edad Media como Valle de Dios.

Este lugar fue elegido por Alfonso III el Magno, como lugar de retiro tras descubrir el conjuro de sus hijos en su contra, en el siglo IX. Es así que ordenó el levantamiento de un conjunto compuesto por una iglesia, bajo la advocación de San Salvador, y un palacio que ya no existe. La iglesia se consagró como tal, en el año 893 y en 1926 se construyó junto a ésta, el monasterio cistersiense, de grandes dimensiones y llamado Santa María de Valdediós.
La iglesia de San Salvador es una pequeña construcción prerománica de piedras sillas, con sus esquinas bien talladas y sillarejo en los paramentos.

Cerca de aquí, tomando la carretera hacia Colunga encontramos el pueblo de Priesca donde también se halla una obra prerománica y, al igual que la de Valdediós, se llama Iglesia de San Salvador. Fue construida en el año 921 cuando la Corte de Asturias ya se había trasladado a León. Sufrió varias modificaciones, pero mantiene su planta basical original, cubierta de madera y compuesta por 3 naves.

Para los amantes de obras preromanas, estas construcciones son dignas de ser visitadas. La belleza de la arquitectura prerománica está acompañada de la exquisitez de la naturaleza.
Iglesia de San Salvador de Valdediós

Originally posted 2008-09-04 19:31:31.