El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Crucero de lujo con Cunard

¿Has oído hablar del Queen Elizabeth? ¿Y del Queen Mary? Esos barcos británicos de lujo que recorren los océanos. Son cruceros que recuerdan la edad dorada de los viajes oceánicos cuando se cruzaba en Atlántico en un transatlántico (valga la redundancia). Entonces los salones se llenaban de trajes de fiesta, lujo y joyas. Barcos al estilo del Titanic pero con todos los botes salva vidas.

cunard Cunard dispone de un servicio exclusivo y al detalle. Cenas elegantes y gastronomía exquisita. Lo mejor de todo son las suites de las que disponen estos barcos y sus ventajas: canapés a media tarde, cuartos de baño de mármol, terrazas privadas y mayordomo. Son las Queens Grills, un lujo solo al alcance de unos pocos, porque para sólo cuatro días cuestan unos ocho mil euros por persona. Eso si, algunas son duplex, con dos terrazas y restaurante exclusivo en la terraza superior.

Pero también se puede disponer del lujo en Minisuites por unos dos mil euros por persona. Si quieres disfrutar del barco y de cualquiera de sus itinerarios, un camarote interior estándar cuesta, para cuatro días, mil euros por persona. Y este precio por un camarote en pensión completa, actividades y espectáculos a bordo. Aunque hay algunos cafés  y restaurantes especiales con un coste por reserva.

Uno de los encantos de Cunard es el glamour y la elegancia, así que en la mayoría de las cenas se exige etiqueta. El mejor momento para llevar con nosotros trajes y vestidos que sólo nos hemos puesto una vez en bodas o fiestas. El resto del día se puede vestir informal. A bordo pagarás en dólares americanos, con tarjeta de crédito o con cheques de viaje. Y para las cenas, se hacen en horario británico (a las 18.30 y a las 20.30) y el idioma que se habla es el inglés.

Los itinerarios son variados: Mediterráneo, Caribe, Egeo y el mítico Southamtom – Nueva York y viceversa. Y la duración también: hay cruceros desde 4 hasta 22 noches.

Originally posted 2008-05-26 13:54:26.

No ser un turista en la Habana IV

 

En el vedado:

Cementerio de Colón:

Se encuentra en la calle Zapata, haciendo esquina con la calle 12.Es un cementerio construido en el año 1871, su entrada es un arco bizantino con tres puertas, precedida por un grupo escultórico de mármol. Tiene una estructura amplia, de campamento romano, dividida en cuatro sectores. Mausoleos y copias de mansiones de estilos diferentes, construidos en mármol o granito.

Si tenemos la opción de que un guía nos acompañe, conoceremos un buena serie de leyendas y mitos populares, entre los que destaca la "Milagrosa", que es la tumba de Amelia Goire, muy visitada por los cubanos y también las de Lezama Lima Carpentier y otros personajes de la historia reciente cubana.

Agromercado del Vedado:

Se encuentra en la calle 1 con B, y es un lugar indispensable para hacerse una idea de la vida cotidiana  de los cubanos, donde la población se abastece de frutas, verdura, carnes y flores.

Los productos se venden en moneda nacional que son los pesos, y para que os hagáis una idea un euro, equivalen a unos 30 pesos cubanos, por lo que los productos os resultarán muy baratos.

La exhibición de una gran cantidad de fruta y verduras, a cual más sabrosa, le tentará en todo momento, mientras pasea por el mercado. Lo mejor es el regateo y el humor cubano en la diaria lucha por la subsistencia, y lo peor las ofertas que os encontraréis del mercado negro, que conviene desestimar

 

.

 

Originally posted 2009-03-18 20:42:05.

Rabat: Como conocerla

Rabat alberga cuatro zonas principales. En el norte descansa la pintoresca Kasba udaya, parcialmente rodeada de murallas del periodo almohade.

La medina, que aloja los zocos de la ciudad, está delimitada al oeste por las murallas almohades y al sur por la muralla de los andaluces del siglo XVII, que avanza paralela al boulevard Hassan II. La avenue Mohammed V es la arteria central norte- sur de la ciudad nueva, con edificios residenciales que datan del Protectorado. En el noroeste se elevan la torre Hassan y el mausoleo de Mohammed V. En la necrópolis benimerín de Chellah, al sur, descansan los restos de la ciudad romana de Sala.

 

Lugares de interés:

Muralla de la ciudad: Buena parte de las murallas almohades que dan al mar y que se adentran hacia el interior siguen en pie. Las que rodean el jardín Andaluz datan del reinado de Mulay Rachid

Place Souk el- Ghezel y Rue Hadj Daoui: la antigua plaza del mercado de la lana, es el punto de partida idóneo para explorar la medina de Rabat. Hoy en día se subastan aquí todos los jueves por la mañana las alfombras que se fabrican en la ciudad.

Rue des Consuls: Atraviesa la medina, arranca en el mercado de la lana, en el norte y desciende hasta la muralla de los andaluces, al sur.

Rue Souika: calle del zoco chico, que avanza hacia el sur-oeste, siendo la arteria principal que cruza la medina y también su vía más ajetreada, recorrida por tiendecitas.

Rue Souk es-Sebat: Arranca en la gran mezquita, está cubierta por un enrejado de juncos, la calle está repleta de tiendas de curtidores, joyeros y comerciantes de telas.

Ville Nouvelle

Musee Archeologique: construido en  1930 para alojar el Departamento de Antigüedades, pasó a obtener el rango de museo nacional.

Musee des Oudaia: Pasó a ser residencia de los primeros sultanes. El palacio consta en la actualidad de un edificio principal dispuesta en torno a un patio portificado.

Bab er- Rouah: La puerta de los vientos, la entrada esta decorada con dos arcos de herradura labrados en la piedra.

Bab Oudaia: Puerta monumental, construida con sillares de color ocre rojizo, se cuenta entre lo más refinados exponentes de arquitectura almohade.

Dar el-Makhzen: Extenso complejo rodeado de murallas y ha sido ampliado en diversas ocasiones.

Muralla de los andaluces: con cinco metros de alto y una longitud de 1400 metros

Necrópolis de Chellah:

Torre Hassan: se eleva desde hace más de ocho siglos, sobre la colina que domina el rio Wadi

 

Como desplazarse:

A los principales lugares de interés se accede fácilmente a pie. Sin embargo, el elevado número de calles de sentido único, complica la conducción por la ciudad. Lo mejor es aparcar en el boulevar Hassan II, ya que en el centro escasean las plazas de aparcamiento.

Aunque Rabat cuenta con una red de autobuses, a menudo resulta más cómodo desplazarse por la ciudad en un petit taxi, un poco más caro.

Originally posted 2009-02-16 18:41:22.