El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Almería un desierto de posibilidades I


Los horizontes que enmarcan los parajes de esta comarca almeriense tiene mucho de sinuosidad de fondo marino, y son esas líneas expresivas las que confieren un encanto especial a sus parajes, caracterizado por la aridez casi de desierto y repleta de matices. Este territorio generoso y rico en minerales, atrajo a las sucesivas civilizaciones que transitaron por la historia de este maravilloso rincón del mediterráneo.

La vida minera, que no hace mucho que decayó, ha dejado estampado en el paisaje sus típicas construcciones y el esquema básico de alguna de las poblaciones.

Un matiz más para el espectacular parque natural de Cabo de Gata, que abarca 380 mil hectáreas de superficie terrestre y 12 mil de franja marina, y que se ha convertido en uno de los lugares de más atracción turística. Afortunadamente, las regulaciones del parque han hecho que la infraestructura de hospedaje esta más o menos integrada dentro de las coordenadas paisajísticas y de arquitectura tradicional de la zona

Un ejemplo el Hotel de Naturaleza Rodalquilar, ubicado en la localidad que le da nombre, en la que se halla el centro administrativo del parque. El edificio que ocupa el hotel, intenta pasar desapercibido en medio de la composición escénica del entorno, a costa de escasa altura y de un predominante color terracota que se confunde con el de la tierra. Se disponen las instalaciones en torno a un gran patio tiengular, ornamentado por palmeras, fuentes y canaletas al estilo morisco, un rincón especial, donde perderse un rato, y disfrutar de la tranquilidad, del sonido del agua y el silencio general.

 

Originally posted 2009-03-14 20:40:22.

Comments are closed.