El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Clásicos dichos mexicanos


Para entender y conectarse realmente con un idioma extranjero, hay que aprender a interpretar sus frases y dichos más comunes. Los mexicanos tienen una forma particular de expresarse. Ellos usan el español del mismo modo que un torero utiliza una bandera, es decir, para llamar la atención, para agregar un poco de romance, drama y talento, sacando el típico tono aburrido de las conversaciones.

1

Entre los dichos más comunes, tenemos:

Caerle gordo a alguien: Cuando alguien te dice que le caes gordo, es porque no le caes bien. Imagínate ese amigo que nunca te devolvió el libro que le prestaste, y que peor, aun, era chismoso. Seguro que te cae gordo. Esto de caer bien o mal, es normal, pero aquí es como decir que alguien se cae en la grasa sobre ti.

Pintarse de colores: Salir rápido de un lugar, de modo urgente.

Echarle ganas: Es un modo de decir para referirse a algo a lo que hay que ponerle pasión y ganas para hacerlo. Quizás veas a alguien desmotivado haciendo algo, entonces le dices que le eche ganas.

Tener ganas: Se aplica literalmente al impulso, al deseo de hacer algo. Tener ganas de viajar, de comer, de salir.

Creerse mucho: Presumir, pensar demasiado en uno mismo. Se cree mucho se dice con un tono despectivo.

Echar la hueva: Es lo contrario de “echarle ganas”. En lugar de dar todo de ti, le dan un huevo, símbolo mexicano de la pereza. ¿Qué haces un domingo por la tarde?, echar la hueva.

Comiendo moscas: Cuando alguien no pone atención a lo que se le dice y mira distraídamente para un lado y otro, es que está comiendo moscas.

Irse el avión: Cuando se le olvida a alguien una idea que estaba explicando, “se me fue el avión”, es un modo de decir muy común para expresar que se le fue la idea.

Y ahora, me pinto de colores, señoras y señores.

Vía: matadorabroad

Originally posted 2009-10-21 15:40:00.

Lo mejor de Sicilia

No existe otro lugar en la tierra como Sicilia, donde hayan gobernado asiáticos, europeos y africanos. Hay muchas maneras de llegar a Sicilia, cuna de míticas historias de mafias y vendettas en su pasado.

er

Para llegar a Sicilia se puede tomar un vuelo a Catania, el que pasa por el cráter del volcán Etna, único volcán activo de Europa que a veces lanza lava y sedimentos volcánicos con toda su furia mientras otros días está bastante calmo.

También se puede llegar a Sicilia en yate, eligiendo en cual bahía se aterrizara, o incluso en barco. En Sicilia, no hay duda que lo alimentos y el vino son de las principales atracciones turísticas, aun cuando la mayoría de la gente piensa en comida italiana, pasta y pizza.

Sicilia es famosa por sus mariscos, en especial el pez espada que es cocinado a la parrilla. Los peces más pequeños, como el pez pargo, es preparado en una salsa de vinagre y azúcar. Los platos de carne son siempre populares, la mayoría hechos con carne de cordero o de cabra.

En cuanto a los postres, los cannoli tubulares son las cortezas de riccotta con crema y rellenos de azúcar. El sabor es un poco diferente porque aquí la ricotta se hace con leche de oveja. Los helados sicilianos son excelentes, de hecho se cree que el helado fue creado en Sicilia para la época de los romanos, cuando se trajo hielo desde el Monte Etna y se sirvió a los ricos patricios. Los sabores son variados y todos muy ricos.

Foto: flickr

Originally posted 2009-05-11 21:08:00.

Jet Set: Las Brisas Resort en México II

Ricardo Legorreta, es un renombrado arquitecto al que se le pidió remodelar hace algunos años el lugar, mezclando colores, esculturas y lujo en un solo lugar, mezclado con un servicio perfecto y un sol que sin duda dará un tratamiento de dioses bajo su luz. Los techos del hotel son altos, las boutiques, los restaurantes y todo lo que hay esta a pequeñas distancias, en ambientes llenos de ricas texturas, iluminado por velas en medio de la noche.

pool_area

Una vez que la recepción ofrece su habitación clave, empieza la diversión. Las habitaciones son amplias, bonitas, y limpias, tanto así que las limpian tres veces al día y cuidan cada detalle, tanto en la decoración como en la comodidad. Una hamaca estirada afuera sirve para relajarse, tomar sol lejos de las preocupaciones, bebiendo y brindando a la vida.

La bienvenida se percibe desde las mismas flores que se ven repartidas por todo el cuarto de baño, haciéndose todo una agradable experiencia para los sentidos.

Si fuera por mí, me gustaría pedir una botella de champaña fría para empezar la mañana con un refrescante elixir. Aquí tienen excelentes marcas mexicanas, así que seguro encontraran a alguien que coincida con sus intereses culinarios.

En cuanto a las habitaciones:

Lo mejor es tomar una suite con baño y simplemente disfrutar de la playa. Las Brisas cuenta con una playa privada con impresionantes puestas de sol además de mucha gente amable. Usted puede pedir una piña colada o un Tequila Sunrise, o Daiquiri de Fresa.

Vía: luxuryfashion

Originally posted 2009-07-20 19:25:43.