El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Que hay que saber antes de viajar a Turquía III


Autocares interurbanos:

Es el principal medio de transporte, son muy cómodos, limpios y seguros, además te sorprenderán sus servicios, te serviran café , te y agua incluido en el precio, y algunos tienen incluso internet

También puedes usar el avión para transportarte por el país, pues hay vuelos muy baratos.

Teléfono:

Te encontrarás por todo el país cabinas de teléfono,  que podrás utilizar con unas tarjetas electrónicas que encontrarás en los kioscos, te costarán unos 4 euros y te valdrán para unos cinco minutos, dependiendo de la hora a la que llames, también podrás llamar desde el hotel en el que te alojes, aunque te saldrá más caro, por lo que recomendamos que primero preguntes las tarifas.

Si tienes que llamar a España tendrás que marcar el 0034+ el número de abonado

Si tines que llamar a la policía marca el 155, si necesitas una ambulancia el 112 y para los bomberos el 110

Internet:

Es bastante fácil que en Turquía encuentres cafés con internet para que puedas leer tus correos electrónicos o lo que te apetezca, también suelen tener internet en los hoteles, pero suelen tener tarifas, por lo que deberás preguntar por ellas.

Algo qe también te sorprenderá es que verás que tienen el teclado diferente, y que no encontrarás algunas letras, y las encontrarás en otra posición.

Museos:

En casi todos los museos y mezquitas, podrás hacer fotografías, aunque también en la mayoría no podrás usar flash y deberas tener cuidado con las indicaciones.

En el palacio de Topkapi, no podrás hacer fotos, ni filmar. En los palacios de Estambul, tienes que pagar a parte si las quieres hacer.

Las mezquitas no son museos, por lo que la entrada es libre, pero es importante no molestar a las personas que están rezando, en la entrada hay que quitarse los zapatos, y en algunas piden a las mujeres que se pongan un pañuelo en la cabeza que os daran en la misma entrada, también una espece de falda si vais con pantalón corto.

La mayoría de los museos cierran los lunes y normalmente cierran a las cinco de la tarde

 

 

 

 

Originally posted 2009-03-05 20:48:48.

Procida, una isla de cine

Es la isla más pequeña de las que embellecen la Bahía de Nápoles, donde se rodó la película del cartero y Pablo Neruda en 1994, y por la que la isla perdió un poco de su tranquilidad, desde entonces el turismo ha aumentado paulatina pero inexorablemente.

Desde Nápoles se llega en treinta minutos, más o menos lo mismo que se tarda en llegar a Capri o a Ischia, los transbordadores salen del muelle de Beverello, en pleno paseo marítimo de Nápoles.

La llegada a esta isla de 4,1 kilómetros cuadrados y 10,440 habitantes impresiona, por sus casas que descienden de la montaña hacia el mar, escalonadas. Esta isla esta asentada sobre siete cráteres, la llegada a Marina grande, que es el puerto principal, encontraremos terrazas, bares, restaurantes y oficinas de turismo y en el resto de las islas, se reparten numerosas playas, iglesias, viejas mansiones señoriales, o el palacio real , que más tarde fue convertido en cárcel, donde los condenados l eran doblemente, por tener que soportar su falta de libertad ante un pasaje extraordinario. Y luego, los pequeños puertos de pescadores, junto a clubes náuticos de lo más chic.

Los hoteles de verano, lindan con viñedos, plantaciones de limoneros y otros cultivos. y en el muelle, las pescadería huelen a mar, y no a pescado, cuando cada tarde llegan las barcas con los peces aún saltando en las bandejas de mimbre.

Esta isla hay que verla desde arriba, sus empinadas calles desde donde a penas cabe un coche, suben hasta los miradores panorámicos, donde hay que detenerse más por el corazón, que para hacer fotos. En uno de estos promontorios está la abadía de San Miguel Arcángel, el patrón de la isla.

Aquí el que no hace vino, hace limoncello, o es marinero de nacimiento, y algunos hay que hacen las tres cosas, los habitantes de la isla se enorgullecen de albergar la que es la escuela Naval más antigua de Europa.

 

 

Originally posted 2009-03-23 14:04:58.

El carnaval de Venecia

 

El carnaval de Venecia  es una tradición que viene desde bien lejos, concretamente desde el siglo XVII, en aquellos tiempos la nobleza se disfrazaba para así poder mezclarse con el pueblo, por lo que las máscaras adquirieron una gran importancia.

Tiene una duración de diez días y suele ser desde finales de febrero hasta los primeros días de marzo, durante las noches se realizan bailes en salones, especialmente concebidos para ello, y además se realizan desfiles por las calles.

Los trajes que utilizan los venecianos en estas fiestas son característicos de los años 1700, donde abundan las típicas caretas blancas, con ropaje de seda negra y sombrero de tres punas, seguro que lo habrás visto alguna vez.  Desde 1979 se han ido eligiendo otros colores en las ropas, aunque las mascaras en su mayoría suelen seguir siendo blancas, plateadas o doradas.

Fue Napoleón Bonaparte quien en 1797 prohibió los festejos, y no fueron restablecidos hasta 1979 de forma oficial, puesto que extraoficialmente, eran muchos venecianos los que asistían a diversas fiestas clandestinas.

La mayoría de las actividades que se realizan en Venecia durante el carnaval se dan lugar en los barrios, aunque en la plaza de San Marco sigue siendo un muy importante punto de reunión para muchos.

Si tienes la suerte de ir al carnaval de Venecia, te recomendamos que no te dejes engañar y te lleven a fiestas privadas en las que sólo suelen haber turistas y además la verdadera marcha siempre la encontrarás en la calle y si quiere disfrazarte acércate hasta el Campo de San Mauricio, donde se venden mascaras extraordinarias.

Debes tener en cuenta que tendrás que reservar hotel como mucha antelación, pues Venecia se pone a tope en estos días y será bastante difícil encontrar alojamiento si no lo prevés

 

Originally posted 2009-05-07 20:08:51.