El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Un pueblo, con nombre de postre, Chantilly


 Esta ciudad situada a tan sólo 48 kilómetros de Paris, empezó siendo sólo un castillo, se ha convertido en un lugar predilecto para el turismo.

El castillo que fue morada de la realeza, fue convertido en parroquia en 1962 por el rey Enrique III de Borbón.Condé, y fue su nieto Luís IV, el que finalmente convirtió a Chantilly en lo que es un hermoso pueblo, aunque claro está, ahora de mayores dimensiones.

Son cuatro barrios los que podemos encontrar en esta bella ciudad, el Coq Chantant, el Bois Saint-Denis, Cité Lefébure y la ciudad organizada.

Si tienes la suerte de poder visitar este pueblo, hay varios lugares que no puedes dejar de visitar, como son:

El Castillo de Chantilly, de maravillosa belleza y de especial interés artístico, en el que podrás encontrar famosos establos.

Dentro del castillo podrás encontrar el Museo Condé, que seguro que será de gran interés para el visitante.

También puedes visitar los Grandes establos, donde encontrarás el Museo vivo del caballo.

Y tampoco puedes perderte las maquinas hidráulicas del Pabellón de Manse, a orillas de la Nonette.

Además al sur del Castillo podrás encontrarte el bosque de Chantilly, de 6300 hectáreas, que antiguamente usaba la realeza para sus prácticas de caza.

El palacio fue destruido tras la evolución, pero afortunadamente fueron reconstruidos gracias a la labor de Luís Felipe, el hijo del rey.

Si te encuentras en Paris y quieres ir a visitarla, sólo tendrás que coger alguno de los muchos trenes que salen a diario hacia Chantilly, y además tendrás hasta las 00.00 para volver.

 

 

Originally posted 2009-06-10 22:43:32.

La otra Marbella II

En Marbella, también podemos encontrar un núcleo muy importante , llamado San Pedro de Alcántara, donde encontramos dos grandes e importantes construcciones industriales del siglo XIX, como son el Trapiche de Guadaíza y el Ingenio Azucarero.

En esta ciudad también podemos encontrar un bonito jardín botánico, que se sitúa entre el casco antiguo y el mar, que junto a la calle de jardines, la Avenida del Mar, podemos encontrar diez esculturas, del genio Salvador Dalí.

Y son muchas cosas más las que podemos visitar en esta bonita ciudad, como por ejemplo el Fuerte de San Luís, La Ermita del Calvario, la Colonia del ángel, el Faro de Marbella, y también las Termas romanas de Guadalmina, el yacimiento de Río Real, la villa romana de Río Verde, etc..

Y por supuesto Marbella también es conocida por sus playas, un total de 27 kilómetros que se dividen en 24 playas urbanas, siendo de gran belleza por sus arenas doradas en su mayor parte, entre las que se encuentran las playas de Artola o Cabobino, situadas en la zona protegida de las Dunas de Artola, y por esto unas de las menos urbanas, y en las que encontramos playas nudistas.

Y las más conocidas por todos, quizás sean las de Puerto Banús y San Pedro de Alcántara.

Y por todo esto esta claro que la hostelería es la primordial fuente de economía en este pueblo, consiguiendo así que sea uno de los municipios de mayor renta familiar disponible por habitante en la región de Andalucía.

Se conocían en el 2005 hasta 17647 establecimientos, siendo así casi un 15 por ciento del total que disfruta la provincia de Málaga, y con una población superior a  municipios de mucho mayor tamaño, como por ejemplo, Almería, Huelva o Jaén.

 

Originally posted 2009-06-26 23:19:07.

Lisboa, el vecino interesante

 

Si quieres conocer una bonita ciudad, en un país que no encontrarás muy lejano, Lisboa es una gran opción, Lisboa conocida, como “la ciudad blanca”, por sus casas encaladas y su gran luminosidad. Hay miles de recorridos que hacer por esta maravillosa ciudad, recorriendo los céntricos barrios de Estrela, Chiado, Baixa o Belén, asomarnos a los miradores del antiguo barrio árabe de Alfama, ubicado a los pies del castillo Sao Jorge.

Las románticas calles de Chiado acogen hoy la Lisboa más actual, superado el incendio que lo devastó en 1988, el barrio de ha transformado en el centro financiero y comercial de la ciudad, entre un incesante ir y venir de gentes, se alternan comercios familiares, lujosas tiendas, grandes almacenes y oficinas.

Además el viajero puede coger el tranvía 28, atravesando con el, el Chiado, donde arranca la popular Rua Garret, una calle peatonal que rinde homenaje al escritor y poeta Pessoa con una broncínea estatua a tamaño natural.

Podemos entrar en el café a Brasileira, que te adentrará a la Lisboa de inicios del siglo XX, conservando la fachada estilo art nouveau y un interior presidido por un cuadro de Almada Negreiros, que muestra a Pessoa en una de las mesas.

En el número 17 de la calle Garret se ubica una de las librerías más antiguas de Lisboa, fundada en 1732, y tras esta visita se dejará atrás el barrio de Chiado y por vías peatonales como la calle do Carmo se entra en la plaza de Dom Pedro IV, nombre oficial de la popular Rossio y centro del barrio de Baixa

 

 

Originally posted 2009-04-06 18:39:34.