El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Cuenca sobre el Júcar y el Huécar


Sobre los tajos horadados al alrededor por el Júcar y el Huécar y sobre los precipicios de rocas calizas, encontramos Cuenca. Fueron estas características de ciudad alzada las que la hicieron inexpugnable cuando el Rey Alfonso VIII la reconquista a los musulmanes. Es ciudad Patrimonio de la Humanidad y ofrece una mezcla maravillosa de Naturaleza y cultura.

No debemos dejar de callejear por la ciudad alta. Hablamos de la Cuenca antigua, recogida, desde el castillo a la Plaza Mayor con miradores hacia las hoces. Visitemos la Catedral de Nuestra Señora de Gracia, comenzada a finales del siglo XII, con mezcla de estilos desde el románico al gótico.

casas colgantes Lo más admirado son las Casas Colgadas, construidas en el siglo XIV, se cree que fueron residencia de verano de ciertos monarcas del mismo siglo. Actualmente son el museo de Arte Abstracto. Para obtener la mejor vista, debemos colocarnos en el Parador y crucemos por el puente de San Pablo.Los viernes, sábados y festivos, las hoces se iluminan de forma especial.

Entre la ciudad y las hoces, Cuenca está rodeada de senderos que nos recuerdan a la profunda serranía. A través del arco del castillo, por la carretera señalizada como la Ruta Turística, avanzaremos entre maravillosos paisajes pétreos. Y a 30km llegaremos a la Ciudad Encantada, donde las caprichosas formaciones rocosas asombran al visitante.

Y si te gusta el buen comer, prueba los zarajos, el morteruelo, el ajoarriero, las migas, las gachas y los pistos. Si te gusta la carne, encontrarás liebre, perdiz o codorniz, así como los asados de corderos. Para los más golosos, las bizcochás de miel y de almendra.

Visita la web de Castilla-La Mancha para organizar tu viaje.

Originally posted 2008-04-01 12:39:22.

Comments are closed.