El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

September 8th, 2017:

Los Duty Free: ¿son realmente convenientes?


Cada vez que debemos hacer hora en un aeropuerto, aparece ante nuestros ojos la tentación por comprar en los Duty Free. Estas tiendas libres de impuestos para ciertos productos, se originaron en Irlanda, en el año 1947, donde el primer aeropuerto que implanto este sistema fue el de Shannon. La idea de esta tienda era no cobrar impuestos al viajero ya que se encontraba en territorio neutral, que perfectamente podía ser la frontera de un país con otro, y el asunto prendió con tal fuerza, que hasta nuestros días perdura como un modelo de negocio exitoso, porque además, sirve de gancho a la tienda para comercializa otro tipo de productos más caros, que si están afectos a impuesto.

1

Los productos que normalmente se encuentran desafectados de impuestos son los alcoholes, cigarrillos y perfumes, aunque hay un mix de productos de todo el mundo que se comercializa así ahora, dependiendo del país, ya que por ejemplo, en Dubai, se pueden comprar hasta autos de lujo a buenos precios, o relojes suizos más baratos que en Suiza mismo.

Los viajeros de la Unión Europea pueden comprar libremente en cualquier país de la unión, ya que los impuestos se abolieron en 1999.

Hay gente que compra de estos productos en cantidades, y luego los revende más caros a sus amistades y conocidos. Sin duda, hay mil maneras de hacer negocios con este tipo de mercancías, que son además, fáciles de sacar al mercado ya que las libres de impuesto son las más apetecibles, como los alcoholes, los cigarrillos y perfumes, si se preguntan a qué hombre o mujer no le agrada alguna de estas tres cosas, verán que fácil es comenzar un negocio, sólo hay que evitar tentarse con otros artículos.

Foto: flickr

Originally posted 2009-09-14 10:47:00.

Granada, tierra ensangrentada…

Granada, tierra ensangretada en tarde de toros… Así comienza una de las estrofas de una de las canciones más famosas de Granada.

Granada es una ciudad donde podrás encontrar de todo. Tienes playa, tienes montañas, y tienes atracciones. Comenzando por la playa tienes varios lugares donde puedes irte a dar un baño. Por ejemplo, Motril, Almuñecar, Salobreña… Personalmente recomiendo esta última aunque en verano es más difícil encontrar un hueco libre para plantar la sombrilla porque viene mucha gente a la playa.

Si nos decidimos por la montaña, qué mejor que subir a Sierra Nevada. De paso, si sabemos esquiar podremos hacerlo durante la temporada porque, aunque sean unos kilómetros, podremos hacerlo. Y si no sabemos esquiar siempre podremos apuntarnos a algunas clases para que nos enseñen lo básico.

¿Nos quedamos en la ciudad? No hay problema. Lo mejor para visitar, sobretodo en épocas de festividades (navidad, semana santa, corpus,…) es el centro de Granada, zona peatonal, donde podremos encontrar tiendas de diversas temáticas y también puestecillos ambulantes con cosas, algunas veces, curiosas.

También y es un lugar de obligatoria visita, hay que visitar La Alhambra, uno de los monumentos que estuvo nominado a ser uno de las 12 Maravillas del Mundo Moderno y que no pudo ser, pero no por ello se debe dejar de visitar, ya que el embrujo que allí te envuelve, si vas despacio y no hay demasiada gente, es mágico. La vegetación hace que en todo el recinto reine la paz y, ver la Alhambra por la noche es un espectáculo que no os deberíais perder, algo inolvidable.

Con respecto a dónde alojarnos existen varios hoteles de los que podemos hacer uso en Granada (capital) al igual que en Sierra Nevada o en las zonas de playa. Por citar algunos hoteles podríamos decir: Granada B&B, Alhambra Palace, Hotel América,…

Originally posted 2008-03-04 21:12:36.

Consejos para elegir hoteles

Salir de vacaciones hoy es fácil y económico, en especial con el efecto crisis que ha obligado a toda la industria a bajar sus precios y costos en un intento desesperado por mantener la demanda.

1

El único problema que plantea todo esto, es que si antes, cuando no existían las economías de costos ni los precios ultra rebajados, existían servicios que dejaban mucho que desear, hoy hay que tomar las reservas con más cuidado que antes, para no terminar con un gusto amargo.

Hay hoteles que ofrecen “todo incluído”, y aquí hay que fijarse a qué se refiere eso, qué cosas no cubre, ya que es muy habitual encontrarse con que las actividades más entretenidas están fuera, o que las bebidas tampoco están dentro, incluso los impuestos y quien sabe que más. Es mejor informarse bien antes de partir, y llevar dinero extra por si fuera necesario, ya que no es gracia quedarse con ganas de beber un jugo y no tener con qué pagarlo.

Apenas reserven un hotel, antes de pagar, pidan ver la habitación en la que quedarán ubicados, así se evitan malos ratos después, ya que hay hoteles que los pueden dejar en las habitaciones más ruidosas, frías, oscuras e incómodas que existen, sólo porque vienen a través de una agencia que reservó “con todo incluído”, y así les venden el paquete más económico.

Cuando estén en el hotel, averigüen que alternativas de entretención hay afuera, y esta información la maneja muy bien el personal interno, así que es bueno hablar con ellos para averiguar datos.

También es de vital importancia saber donde está ubicado el hotel, de modo que si quieren salir de compras, no tengan que depender de un taxi siempre. Lo mejor es quedar en un lugar que quede relativamente cerca de todo, o al menos, esté bien conectado con otros medios de transporte que no sean los del hotel, que pueden estar ocupados cuando necesiten salir.

Foto: flickr

Originally posted 2009-09-05 17:12:00.