El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

May 3rd, 2018:

Volviendo a ser niño


De todos los Parques de atracciones que he conocido, el Parque al que quiero referirme hoy es el que me ha dejado mejor sabor de boca y me ha hecho sentir una verdadera niña en el cuerpo de mujer. Me estoy refiriendo al Parque Efteling que se encuentra en Eindhoven, en Holanda.

Es uno de los Parques en los que más me he divertido, y no porque tenga atracciones donde montarse, que tener las tiene, sino que es como si te adentraras en una ciudad de ensueño. De hecho, el parque se define como "la ciudad de las hadas y los elfos" lo que nos da una idea bastante cercana de lo que nos podemos encontrar.

El Parque está dividido en cuatro zonas de diversión, dependiendo de lo que nos vaya más: por un lado la zona de aventuras, donde podremos subirnos a un montón de atracciones y gritar de lo lindo; por el otro la zona de hadas, con castillos encantados y princesas a las que ayudar como Blancanieves, la Bella Durmiente, … También aquí dejan un hueco a otros personajes de cuento que son admirados por los niños (algunos de los cuentos ni siquiera los conozco yo).

El Parque Efteling está abierto de 10 de la mañana a 6 de la tarde. Abrió sus puertas en marzo y estará abierto hasta el 26 de octubre (después cerrará unos meses para poner a punto todo en el mismo para la siguiente temporada). El precio de las entradas, como siempre, difiere dependiendo de la edad que tengas. Los adultos pagan 26 euros mientras que los niños menores de 4 años entran gratis. Eso sí, el Parque sube sus precios en julio pasando de 26 a 28 euros la entrada. También podemos alojarnos en los Hoteles que tienen por 26 euros la noche (desde ese precio, después dependiendo de lo que queramos puede subir).

Originally posted 2008-04-23 17:35:11.

Qué NO hacer en Japón (II)

Otras cosas que no vale la pena hacer en Japón son:

Caminar demasiado para mirar las flores de cerezo: Si se encuentran en Tokio un domingo de abril, de inmediato querrán tener las mejores vistas del país en su mano, sin embargo, no hace falta caminar kilómetros y kilómetros para admirar la gran cantidad de sakura o cerezos que hay en el sur de Okinawa o Hokkaido en mayo. Lo mejor es ir a una tienda sakura y ahí tienen las mejores flores listas para comprar.

1

El esfuerzo de salir a caminar para admirar las flores no vale la pena porque lamentablemente, las flores duran sólo una semana y es difícil predecir cuál será el día preciso durante el cual saldrán esas flores.

No restringir el estudio de la Segunda Guerra Mundial a Hiroshima: La Segunda Guerra Mundial japonesa va más allá del Museo de la Paz de Hiroshima, que es un sitio memorable, pero deben ampliar sus horizontes y aprovechar para recorrer también en el tren que va hacia Nagasaki y gira hacia el Parque de la Paz.

Vayan al Museo Kamizake en Chiran, prefectura de Kagoshima, donde hay cientos de cartas en exhibición, escritas por los pilotos como despedida a sus familias.

Visiten el santuario de Yasukuni War Memorial en Tokio, que honra a los espíritus de los caídos.

No ver Japón con lentes de colores: Esta cita metafórica quiere decir que no idealicen Japón, ya que la mayoría de los extranjeros que vienen a Kioto, sólo desean encontrarse con el antiguo Japón, y esperan que esté allí, con templos antiguos y monjes budistas, que puede ser que encuentren, de modo muy escaso, porque los templos zen y los guerreros samurái desfilando por las calles son cosa ciertamente del pasado.

Japón ha cambiado y lo mejor es disfrutar de la modernización y sus beneficios, como los trenes de alta velocidad, los robots de lujo y la electrónica en Akihabara, o quizás entrar a algún hotel cápsula.

Vía: matadortrips, Foto: flickr

Originally posted 2009-10-24 22:45:00.

Euskadi, una tierra para todos los gustos

A veces, el mejor turismo es el que se hace dentro de las fronteras del propio país. España cuenta con multitud de destinos turísticos inigualables y el País Vasco es uno de ellos.        Euskadi, famosa por su gastronomía, sus zonas rurales verdes y llenas de vida, sus gentes, su cultura y sus fiestas patronales.

Bilbao está situada al noreste de Vizcaya y es uno de los destinos turísticos más conocidos de Euskadi. El principal centro de ocio de la ciudad es el casco viejo, conocido como las siete calles, donde podemos encontrar restaurantes, bares y comercios repartidos por callejuelas sinuosas que nos transportarán a otra época. La fiesta más conocida de Bilbao es la Semana Grande, en agosto. Si pasamos por esta ciudad, es de visita obligada el famoso Museo Guggenheim, y si queremos alojarnos, contamos con multitud de hoteles Bilbao, dónde podremos pasar una estancia agradable y para todos los bolsillos.

Para los amantes del mar, San Sebastián, situada a orillas del mar cantábrico, es una de las ciudades vascas ideales. Su bella bahía en forma de concha, que acaba en la escultura del artista Eduardo Chillida, el Peine del Viento, es uno de los paseos que no debemos perdernos si visitamos esta ciudad. Como en la mayoría de las ciudades vascas, el casco viejo es la zona más encantadora de la ciudad donde podemos disfrutar de la gastronomía y el ambiente festivo. Quizá el evento más famoso de la ciudad es el Festival de Cine Internacional, donde se entregan las preciadas Conchas de Oro.

En la capital de la comunidad autónoma vasca, Vitoria, encontramos edificios como el Palacio de Ajuria Enea, residencia del Lehendakari, o el Parlamento Vasco. Es una ciudad de monumentos, desde el casco antiguo, con sus calles góticas repletas de edificios medievales y renacentistas, hasta el exterior de la muralla medieval. Además, Vitoria cuenta con multitud de espacios peatonales y zonas verdes donde disfrutar de la tranquilidad. Quizá sea por eso que Vitoria es una de las ciudades europeas con mejor calidad de vida. La semana grande vitoriana se celebra del 4 al 9 de agosto en honor de la Virgen Blanca, y da comienzo con la tradicional bajada del Celedón, que representa a un antiguo aldeano alavés. El personaje parte desde lo alto de la torre iglesia de San Miguel y acaba en un balcón de la Plaza de la Virgen Blanca..

imagePor último, hablaremos de una de las más encantadoras rutas Pais Vasco, las costas de Vizcaya y Gipúzcoa. El litoral de Vizcaya combina municipios tradicionales costeros con hermosos entornos naturales. Esta costa es apreciada por los surfistas, especialmente las playas de Bakio, Sopelana y la playa de arena fina de Sukarrieta, y a lo largo de ella podemos disfrutar tanto del deporte como de la tranquilidad y la belleza de los pueblos costeros.

La costa vasca se caracteriza por el color verde de las montañas que se funden con el mar. Uno de los pueblos más importantes de esta costa es Zarautz, tanto por su entorno como por su interés turístico. Además, Zarautz es el paraíso del surf en el País Vasco, así que, tanto en una costa como en la otra, podemos disfrutar practicando deporte o descansando.

Originally posted 2009-03-24 17:11:15.