El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

De Moscú a San Petersburgo III


 

Las calles y plazoletas de Úglich han cambiado poco a poco en el tiempo, salpicada de iglesias, monasterios y capillas, la ciudad ofrece el mismo aspecto agradable que tan bien describió el famoso escritor ruso Iván Serguelevich Turguéniev a mediados del siglo XIX.

Uno de los lugares más pintorescos del recorrido se encuentra en la segunda jornada del crucero, y es el pueblito de Myshkim y desembarcar en su puerto es como sumergirse en una atmósfera de hace dos siglos, pues las construcciones de piedra y madera labrada trasladan a un mundo de cuento.

La primera visita debe ser el museo de los Ratones, único en el mundo.

El paseo de las Presas:

Rumbo a San Petersburgo, el barco tiene que salvar varias presas. la más imponente es la de Ryábinsk, que recibe las aguas de más de 60 ríos y que, por su tamaño, pueden compararse con los mayores lagos de Europa. la construcción de las presas y de los canales que unen Moscú con el Báltico hizo que centenares de aldeas quedaran sumergidas bajo las aguas existen campanarios e incluso iglesias enteras surgen de pronto en medio del cauce.

Uno de los atractivos del crucero por el río son las llamadas "estaciones verdes", donde es posible disfrutar de una buena comida al aire libre y de la contemplación del paisaje. En Ima, la estación verde por excelencia, el paseo tiene además el atractivo de de una iglesia situada en lo alto del cabo que la corriente principal del río y uno de sus afluentes han formado.

Originally posted 2009-05-02 20:34:02.

Comments are closed.