El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

De Moscú a San Petersburgo V


Capital de Zares:

La conclusión lógica de todo este viaje, es San Petersburgo, la ciudad del zar Pedro  I el grane, conocida como la Venecia Rusa, la Palmira boreal, la ciudad palacio… y fue durante años la única ventana que Rusia tuvo hacia occidente. Ideada y planificada por Pedro el Grande, esta ciudad debía ser construida a imagen y semejanza de Ámsterdam, siguiendo una estricta red de canales y puentes. El corazón administrativo de la nueva capital se situó en la isla Vasílievki, la mayor del delta del Neva, justo por donde conviene comenzar la visita a esta ciudad de amplias avenidas sembradas de arquitectura del siglo XIX.

San Petersburgo no sólo ha que recorrerla a pie, también vale la pena admirarla desde el agua. Junto al puente Ánichkov atracan pequeñas embarcaciones que ofrecen paseos por los canales, , pero además existe la opción de subir a bordo de alguna de las cuatro líneas que, como autobuses fluviales, pasan frente a monumentos emblemáticos como la casa-museo de Pushkin o la fortaleza de San Pedro y San Pablo, la primera construcción ordenada por Pedro el Grande. En el centro histórico uno de los edificios más llamativos es la iglesia de la Sangre Derramada, cuyas cúpulas y frisos de mosaicos y baldosas se reflejan en las aguas del canal Griboédov. Sin embargo, la joya de la ciudad a orillas del Volga es el antiguo palacio de Invierno, hoy museo de Ermitage.

San Petersburgo, con sus innumerables puentes y museos, sus grandes plazas y palacios, sus cafés literarios es el final perfecto a la travesía del Volga, el gran río Ruso.

Originally posted 2009-05-03 20:43:40.

Comments are closed.