El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Descubriendo Koh Samui


Si le preguntamos a una persona que viaje mucho si ha estado en Koh Samui, puede darnos dos repuestas totalmente distintas: una de ellas que sí lo haya hecho, o al menos sepa dónde está, y nos pueda contar maravillas sobre la misma; pero otra de las respuestas que nos puede dar, y es probable que sea la que nos de, es que no sepa de lo que estamos hablando, ni siquiera si es un país, o una isla…

 

Koh Samui es una pequeña isla que no aparece en los mapas y que era difícil conocer cuando no había internet más que con el boca a boca que se hacía entre personas y que la dieron a conocer. Pertenece a Tailandia y son ellos, los habitantes de Tailandia, los que conocen cosas sobre la isla, tanto su historia como sus leyendas (como en todo país que se precie).

Koh Samui no es una isla solitaria, al contrario, está acompañada de otras dos islas (también pequeñas) llamadas Koh Phangan y Koh Tao, las cuales tampoco son muy conocidas (bueno, gracias a internet ahora se las conoce algo más).

A las islas, antiguamente, sólo se podía llegar en barco pero actualmente ya se puede utilizar el avión (algo más rápido pero menos vistoso).

Como en toda isla que se precie, las playas es de lo que más hay en ella, y Koh Samui no es la única. Sin embargo, Koh Samui es más conocido por dos de los monumentos que tiene: Por un lado, el Gran Buda, una figura de Buda de 12 metros de altura que impresiona cuando se van subiendo los escalones y más aún cuando estás debajo del mismo; y, por el otro lado, las rocas “abuela” y “abuelo” que se encuentran al sur de la playa Lamai, sobretodo para las parejas, ya que se asemejan a los órganos sexuales del hombre y de la mujer.

Originally posted 2008-04-22 13:58:13.

Comments are closed.