El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Feria de Málaga 2008


La semana pasada cogí un avión y me fui a Málaga, a su Feria de Agosto para disfrutar de una auténtica fiesta.

Durante la mañana me dediqué a recorrer museos y monumentos de cita obligada, como el Museo Picasso Málaga para deleitarme con algunas de sus obras, como ¨La niña y su muñeca¨, ¨Madre y niño¨, ¨Rostro¨y ¨Bañista¨, entre otras tantas. Además de la exposición permanente de las obras de Pablo Picasso, su museo cuenta con exposiciones temporales de otros artistas.

Muchos no entienden el arte de las obras de Picasso, y por ende no son de su devoción, algunos lo entienden pero simplemente no les gusta, y otros tantos les gusta… pero no lo entienden. Picasso, digan lo que digan, es un gran maestro.

Los otros museos que visité fueron el Museo de Arte y Costumbres Populares, el Museo Casa de Muñecas, La Casa natal de Picasso, el Museo de Ciencias y el Centro de Arte Contemporáneo. Todos ellos, valen la pena conocer.

Luego visité la Alcazaba y el Castillo de Gibralfaro, ambos son legados de los musulmanes. la Alcazaba está compuesta por dos recintos amurallados y en su interior se encuentran el Palacio y los patios de Los Surtidores, de los Naranjos, y de la Alberca, además de un barrio de viviendas. Para ir al castillo de Gibralfaro, se puede hacer a través de una coracha que une a éste con la Alcazaba. Este castillo fue construido en el siglo XIV con el objeto de albergar a las tropas y proteger a la Alcazaba.

La Catedral de Málaga es imponente y aunque no está terminada, ya que falta el remate de la fachada principal y finalizar la torre sur, su arquitectura y lo que alberga la hacen uno de los monumentos históricos más bonitos de Málaga. En ella se encuentra el Museo Catedralicio y está ubicada en pleno centro de la cuidad.

Las calles de Málaga se encuentran adornadas por innumerables palacios como el de la Aduana, el de Miramar y el Palacio Episcopal que alberga el Museo Diocesano y se utiliza en la actualidad, como sala de exposiciones.

Otra cosa que no hay que perderse es el Teatro Romano, y la Plaza de Toros La Malagueta y su museo.

Por las tardes, luego de la hora de la comida, me dediqué a disfrutar de la Feria en su esplendor. Y aunque me perdí la noche de inauguración (fuegos artificiales, música y diversión incluidos), y la Romería; disfruté de las calles del centro con la Calle Marqués de Larios como principal atrayente. Los bares, cafeterías y casetas brindan un amplio menú de tapas y vinos para su degustación, acompañados de música y un ambiente de fiesta espectacular.

El Real de la Feria de Málaga está compuesto por casetas, paseos y diversas atracciones, donde la entrada en todas las casetas es libre y gratuita para poder disfrutar de todo clase de música (flamenco, malagueñas, sevillanas, etc.). Tiene una duración de 9 noches.

A pesar de tanta fiesta, también tuve tiempo de ir a la Playa de la Malagueta, que es ahí donde se inaugura el comienzo de la Feria cada año.

El último día de mi estancia decidí tomar un autobús y dirigirme al pueblo de Coín, que se encuentra a 1 hora en autobús y a 30 minutos en coche, de la ciudad malagueña. Debo decir, que me encantó ese pueblo pintoresco adornado de gente linda y simpática, además de sus bares, restaurantes y plazas. Y hablando de bares, conocí por casualidad a uno llamado ¨La bellota¨, donde sirven unas tapas deliciosas y la atención es inmejorable.

Ya estoy reservando mis días para la Feria de Málaga, en Agosto del próximo año!Málaga.

Originally posted 2008-08-27 16:47:00.

Comments are closed.