El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Historia de la Catedral de Notre Dame (II)


Hacia la izquierda, el Portal de la Vírgen representa a los signos del zodíaco y la coronación de la Vírgen, una asociación que se encuentra en decenas de Iglesias Medievales. El Portal Central, donde está el Juicio Final muestra tres niveles: el primero muestra los vicios y virtudes, el segundo Cristo y sus Apóstoles y encima de eso, a Cristo en el triunfo después de su Resurrección.

1

El Portal es una ilustración final de Evangelio según Mateo. Más al oeste, hay un escaparate con una estatua de la Vírgen y el Niño. En el extremo derecho se encuentra el Portal de Santa Ana, con escenas como la Vírgen en el trono con el Niño. Esta es la pieza mejor conservada del Notre-Dame, y también la pieza escultural más perfecta.

Igualmente interesante es el Portal de los Claustros, con su adusto rostro de la Vírgen, que data del siglo XIII. Esta es una de las piezas que han sobrevivido desde la fachada original. Por último, en el lado del Sena de Notre-Dame, se encuentra el Portal de San Esteban, con los restos del santo mártir.

Si pueden hacerlo, vayan a ver Notre-Dame cuando este la puesta de sol. El cuerpo principal de la iglesia es típicamente gótico, con esbeltas y agraciadas columnas, sin contar con el rosetón del lado norte de la construcción, que data del siglo XIII, y sigue siendo el mejor.

En el coro, se ve una piedra tallada de principios del siglo XIV, que representa escenas bíblicas comparables a la Última Cena. Cerca del Altar se encuentra la Vírgen y el Niño, muy venerada entre los fieles de París. En el tesoro se muestran ornamentos y objetos de oro, incluyendo las coronas.

En una cruz, se expone a Haile Selassie, antiguo emperador de Etiopía, y un relicario dada por Napoleón. Notre-Dame está especialmente orgulloso de su reliquia de la Vera Cruz y la Corona de Espinas.

Para visitar las gárgolas inmortalizadas por Hugo, tienen escalas a solo unos pasos, que conducen a las torres gemelas, elevándose a una altura de 68 m. Si miran con cuidado, pueden ver el jorobado Quasimodo con Esmeralda.

Detrás del Notre-Dame hay un monumento a los Mártires Français de la deportación de 1945, sobre la punta de la Ile de la Cité. Por estos lados, los pájaros pían y el Sena fluye suavemente por él. Este monumento conmemora a los ciudadanos franceses que fueron deportados a los campos de concentración de la Segunda Guerra Mundial. Con un tallado en piedra se puede ver unas letras hechas en sangre roja que dice “Perdón, pero no olvido”.

Vía

Originally posted 2009-12-21 17:05:00.

Comments are closed.