El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Increíbles historias de supervivencia (I)


De las historias que nos hablan los supervivientes podemos aprender cosas valiosas que en alguna oportunidad, eventualmente podrían salvarnos la vida. Escuchar estas historias es vital y lo más importante, sacar de ella la lección sin haber sufrido un rasguño. Hoy van algunas de las increíbles historias de verdaderos sobrevivientes.

1

Contra toda posibilidad de sobrevivir:

La expedición de Sir Ernest Shackleton a la Antártica en 1914, tenía desde sus inicios, el firme propósito de ganar honores y reconocimiento llevando a cabo una peligrosa misión, que probaría su capacidad de sobrevivir, contra viento y marea.

El barco de la expedición, el Endurance, fue aplastado por el hielo, entonces la tripulación pensó en cruzar la Antártida a pie, pero la idea fue rápidamente desechada y desde ese minuto, el único objetico fue sobrevivir. Por más de 2 años, Shakleton condujo a la tripulación entre los témpanos de hielo, hasta que en sus botes salvavidas, llegaron a Isla Elefante, donde por seis meses, el grupo sobrevivió comiendo carne y grasa de focas.

Shackleton navegó a través de aguas turbulentas y traicioneras, por meses y pasando peligros inexplicables. Más tarde escribió “que habían sufrido, muerto de hambre y triunfado, arrastrados por el afán de obtener la gloria….y llegaron al alma desnuda del hombre”.

Lost en el Amazonas:

“Yo estaba obsesionado con la idea de la exploración”, dijo a la CNN y a la revista Traveller Yoshi Ghinsberg, en la reciente publicación de su libro Perdido en la Selva: La verdadera historia de aventuras, tormentos y supervivencia.

En el libro se describe cómo en 1981, nació la idea en Israel, donde Ghinsberg y tres compañeros más, finalmente se adentraron a las profundidades del Amazonas boliviana. Cuando se dan cuenta que están mal equipados para el viaje, y perdidos, entonces los cuatro se dividieron en parejas y dos nunca fueron vistos de nuevo.

Ghinsberg y su amigo Kevin salieron a flote luego de tirarse con una balsa río abajo, donde fueron atrapados y divididos. Por 19 días, Ghinsberg vagaba sin poder hacer nada en un ambiente brutal.

Afortunadamente, algunos hombres de la localidad encontraron a Kevin y le ayudaron a buscar el río para reencontrarse con Ghinsberg. Por milagro lo descubrieron vivo y con un nuevo entendimiento de sus debilidades y fortalezas.

Vía: bravenewtraveler

Originally posted 2009-10-06 14:07:00.

Comments are closed.