El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Ischia


.

Ischia es la isla verde, la isla termal, la isla volcánica. Vista desde aire parece que debajo de la vegetación hay un grupo de dragones dormidos, cuyas garras, patas y cabeza llegan hasta los acantilados que caen a pico sobre un mar azul verdoso, muy parecido al de las Costas de Cerdeña, Baleares, o la Costa Brava.

El origen volcánico del lugar es evidente desde las alturas, pero Ischia es mucho más, es una isla con historias fascinantes, pueblos ordenados, calles limpísimas, muros, paredes y balcones repletos de flores, jardines cuidadísimos, tiendas elegantes y bares, hoteles y restaurantes muy agradables a pie de playa o unto a las barcas de los enclaves pescadores.

Esta isla es espectacular en todos y cada uno de sus espacios, ya sean playas o montañas, algunas de las cuales como el pico Epomeo, rozan los 800 metros de altura. La gigantesca mole del Castillo Aragonese, hoy propiedad privada, visitable, es el símbolo actual de la isla, algo así como un enorme y fantasmal barco en piedra, varado sobre un islote unido a tierra firme por un espigón, flanqueado de piedras volcánicas

El castillo, a cuya cumbre se accede mediante un ascensor, ofrece unos jardines y unas terrazas para la paz interior, a la vez que unas hermosas vistas sobre las costas y los pueblecitos que la bordean.

Ischia es la mayor de las tres islas de la bahía de Nápoles, y tienen unos dieciséis mil quinientos habitantes en una superficie de 47 kilómetros cuadrados.

Por sus laderas pasaron culturas caldeas, micénicas, eritreas, señores feudales de Sicilia, sarracenos, piratas y también ríos de lavas que destruyeron el lugar en varias ocasiones

 

 

Originally posted 2009-03-22 23:42:02.

Comments are closed.