El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Las Columnas de Basalto en la Calzada de los Gigantes (III)


Para llegar a la Calzada de los Gigantes, hay dos maneras de llegar. Una forma es acercarse directamente por la carretera, a pie o utilizando el servicio de autobús de la temporada Ulsterbus, que sirve también a personas discapacitadas. Hay un sendero circular más largo que sigue la ruta del acantilado llegando a la Calzada.

1

A lo largo de la Calzada, verán cómo hay diferentes tipos de formaciones rocosas, algunas de las cuales ha sido bautizadas con diversos nombres debido a sus particulares formas. Así es como llegaremos a ver los Ojos del Gigante, donde por fuera del ovalo de mineral de hierro de color rojizo se ven capas de basalto. Este camino es estrecho y se llega a través del nuevo puerto Reostan.

Caminando hacia el oeste, por loa acantilados siempre, y pasando por el Hotel Causeway Runkerry verán cómo se abren acantilados y bahías con vistas al Postrush. Este es el denominado Circuito Runkerry.

Paseando por la parte superior de los acantilados, que se ponen resbalosos con el agua, pueden ver un maravilloso paisaje, incluyendo el Port-Na-Spaniagh. La ruta de la Calzada de la Costa sigue hasta el este desde el Castillo Dunseverick. Siguiendo la carretera se llega de nuevo al Centro de Visitantes.

Por debajo de los estacionamientos que están en el Centro de Visitantes, la ruta que sigue a través de la Calzada de la Costa, lleva a ver el puente metálico del río Bush. La ruta llevara por si sola a la pasarela de rivermouth. Hay que seguir hacia arriba para llegar al estacionamiento en Portballintare. Desde este punto la ruta continúa con dirección al oeste.

Las columnas de basalto que hay en este lugar, deben ser en total unas 40.000, que emergen del mar. Todo esto es obra de la actividad volcánica que hubo aquí hace más de 50 millones de años atrás.

Foto: flickr

Originally posted 2009-07-11 22:08:00.

Comments are closed.