El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Los mejores cruceros citadinos (I)


A Richard Scarano le gustaría recordar a los neoyorkinos y los turistas un sencillo y significativo detalle geográfico: que “Manhattan es realmente una isla”. Scarano, propietario de una línea de barcos que embarcan en el puerto de la Ciudad de Nueva York dice que la mejor manera de ver la ciudad es “navegando en un barco”.

mani

Los cruceros que recorren la ciudad cargan con una pesada imagen producto de su pasado, que los hace ver como un medio de trasporte para ganado, pero ya no es así, ya que actualmente el transporte en barco, barcazas y veleros se han llenado de comodidades y de suntuosos lujos. A bordo es posible comer la más exquisita comida y beber los más selectos cócteles que el turista quiera.

Un modelo de vapor que data del siglo XIX, incluye un Calliope o tubería de vapor cuyo sonido saluda a los pasajeros, utilizando técnicas de comunicación muy anticuadas, ya que el capitán está en la proa y habla con la gente en los muelles a través de un megáfono.

Navegar en un velero por la noche es una experiencia formidable, ya que se puede ver la Catedral de Saint Louis, el Acuario Audubon, y el Mississippi, que se extiende sin cesar.

Mientras que el Mississipi está arraigado en las tradiciones de América, otro integrante es el rio fluvial de Ohio. La arteria comercial de transporte marítimo que convirtió a Cincinnati en un boom, durante el siglo XX.

Ver la ciudad a bordo de la Reina Riverboats, de estilo victoriano Belle de Cincinnati, un buque apto para la gente de mar, para los que gustan del bar y una pista de baile en al lado de la cubierta entrega unas vistas impresionantes y muy brillantes de la ciudad.

Otro recorrido hermoso es el que se da por la oscura ciudad de San Francisco. “La ciudad y el puente Golden Gate brillan como joyas. Es un panorama que cambia constantemente”, dice Ward Proescher, propietario del Commodore Cruises and Events, lo que debiera ser un llamado a los aficionados al vino. “Flotamos sobre los mejores vinos de California”, dice Proescher, suyos seis yates de lujo son el Cabernet Sauvignon, Merlot, Pinot Noir y Zinfandel. Si bien el paseo va por la bahía de San Francisco, que da una vista de los leones marinos, a bordo se organizan de vez en cuando degustaciones de los mejores varietales de California.

Vía: Forbestraveler, Foto: flickr

Originally posted 2009-05-28 22:00:00.

Comments are closed.