El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Los mitos y leyendas del anfiteatro romano de El Jem, en Túnez


Una de las más grandes obras que dejó el Imperio Romano en la ciudad de Thysdrus, es el anfiteatro romano de El Jem, lugar con capacidad de albergar hasta 30.000 personas que podían gritar a viva voz mientras se producían sangrientas luchas cuerpo a cuerpo entre fieras salvajes y gladiadores, o entre condenados a muerte y voraces guerreros armados hasta los dientes.

jem1

En este lugar construído de arenisca tallada, se gestan infinidad de leyendas, algunas de las cuales hablan de un tesoro oculto en el interior del coliseo; según esta leyenda, aquella mujer que este en El Jem, que sea capaz de matar un cordero y preparar su carne en el típico plato tunecino cuscus, transformando su lana en una alfombra, encontrara el tesoro.

Otro mito que proliferó durante aquellas épocas de infernales batallas en El Jem, dice que los habitantes de la ciudad se llevaban las piedras del anfiteatro para construir sus casas, creyendo que así estarían a salvo de los escorpiones y los ataques de las serpientes venenosas.

jem

Otra leyenda habla de Kahena, una reina berebere que se opuso a la invasión árabe aplicando la táctica de tierra quemada, que consistió en incendiar 150.000 hectáreas de olivos cultivados en El Jem. La reina Kahena, con todos sus combatientes, se refugiaron en el interior de El Jem, mientras los árabes esperaban afuera a que todos se rindieran devastados por el hambre y la sed.

jem2

Curiosamente la reina y sus soldados nunca se rindieron y se cuenta que la reina abastecía de pescados y agua de mar a su gente, lo que demuestra que bajo el anfiteatro existía una conexión secreta que llevaba hacia el mar, o al menos, eso dice la leyenda.

Fotos: Flickr

Originally posted 2009-02-23 18:05:44.

Comments are closed.