El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

América

El lago Titicaca


Si, lo reconocemos, el nombre que le pusieron al lago no es el más apropiado para que cualquiera lo vaya diciendo a los cuatro vientos. Los niños incluso harían bromas de cualquier estilo.

Pero lo que sí es cierto es que el lago Titicaca es uno de los más grandes que podemos encontrar en Sudamérica, con 204 kilómetros de largo y 65 kilómetros de ancho. Atraviesa dos de los países más importantes de Sudamérica como son Perú y Bolivia.

Si planeas visitar el lago has de saber que podrás viajar por sus aguas, con guía o sin él, y podrás admirar de primera mano los recodos y aguas que tiene por distintos puntos de su cauce.

Las balsas que podemos utilizar para viajar pueden ser de dos tipos, las que navegan sobre esquís o bien las fabricadas con hierbas de totora, llamadas balsas de totora o “totoritas” o caballitos de totora como las hacían hace tres mil años.

Con respecto a los hoteles, éstos los hay de diversas categorías, desde los más caros con servicios exclusivos como spas, saunas, salas de meditación, etc. Hasta los más económicos.

Si vais de turismo allí no podéis dejar pasar la gastronomía tradicional tanto de Perú como de Bolivia donde destacan los platos de ceviche y trucha del lago.

Originally posted 2008-08-02 23:39:02.

Ecoturismo en Guatemala

El periódico The Guardian organiza desde hace algún tiempo una competición de escritores de viajes, y es así como encontré un artículo que nos habla de Guatemala como destino ecológico, y esto estaría demás decirlo quizás porque allí hay mucha selva y sería algo obvio, sin embargo, no por el hecho de tener un país, una extensa selva debe necesariamente darse por sentado que sus habitantes han tenido la capacidad de explotarla como un destino sustentable, y aquí veremos la historia de un pueblo que integró el turismo sustentable para pagar sus propias tierras, compartiendo con los visitantes, además, su cultura.

1

El Volcán Santa María se cierne por encima de la rica selva de Guatemala, y en los alrededores se puede ver aromáticas plantaciones de cacao que están a la espera de ser cosechadas.

2

En la roja tierra de la Finca La Florida, todo crece, aun cuando nadie se haya dado el trabajo de plantar nada. Los cultivos intencionados son los de café, cacao y nueces de macadamia, que aparentemente son otras plantas silvestres mas entre medio de tanta selva, pero no, son una fuente inimaginable de ingresos económicos para sus dueños.

3

Por el sector, lo único que se siente es olor a tierra mojada y se respira nada más olor a plantas, vislumbrándose las cascadas y las mariposas de color que pululan entre las varas de bambú, algunas enormes y gruesas. En el aire hay bastantes insectos.

4

La Florida se encuentra en las montañas de rainforested, al norte de Guatemala, a donde se llega por las vías de barro desde la pequeña ciudad de Colomba. Alguna vez este lugar, fue ocupado para la guerra civil por las 40 familias que ahora constituyen una granja colectiva, que finalmente fueron compradas con un préstamo del nuevo gobierno. Para los miembros de la cooperativa, esto es mucho más que simples tierras agrícolas, es también su recompensa después de muchos años de lucha y opresión.

El proyecto de ecoturismo comenzó a ayudarles para pagar sus préstamos, y sigue siendo una fuente vital de ingresos para el pueblo de La Florida. Por tan solo USD 10 al día, tienen ustedes alojamiento, tres comidas diarias proporcionadas por familias locales, y la oportunidad de experimentar la vida en la finca. Así como el trabajo agrícola, los visitantes pueden hacer pan, hacer queso o procesas el cacao para transformarlo en chocolate.

5

Los almuerzos con las familias locales, son en una cabaña de madera que seguramente pasara nublada por el humo de la madera y el olor a maíz cocido. Verán como se cuecen los frijoles en las ollas y las multitudes de niños que juegan a los trompos en el suelo de hormigón.

En medio del calor espeso de la tarde, uno se puede relajar en una terraza que puede llegar a recordar viejos tiempos. Hacia el atardecer, se sirven canastos de tortillas y cucharadas de verduras estofadas para cada huésped. Mientras comen, seguro podrán ver las estrellas a través de los huecos de las paredes.

Esto es el éxito del cooperativismo.

Fuente: TheGuardian, Fotos: flickr

Originally posted 2009-09-19 18:31:00.

Tenochtitlán

 

Esta palabra tan extraña es donde se ubica actualmente la ciudad de México. La edificación comenzó a realizarse en el siglo XII y, desde ese momento gozó de bastantes habitantes hasta que fue destruida en 1520.

Tenochtitlán está rodeada de leyendas y misterios. De hecho, según cuenta la leyenda, cumplidos 130 años después de la creación del quinto Sol, los aztecas salieron de Chicomóstoc –lugar de las Siete Cuevas–, de donde partieron junto a los xochimilca, los chalca, los cuitlahuaca, los de Tacuba, Coyohuacan, Azcapotzalco y Culhuacan.

Si centramos más el punto de salida, es Aztlan –lugar de las Garzas–, localizado posiblemente en el occidente de México, uniéndose a las tribus anteriores en Culhuacan, lugar donde recibieron por dios a Huitzilopochtli (Colibrí Hechicero), que tenía la valiosa habilidad de hablar para darles buenos consejos.

 Iniciaron su peregrinaje (en un año "Ce Técpatl") desde principios del siglo XII de la Era Cristiana, en busca de la Tierra prometida por su dios tutelar: una zona pantanosa en la cual estuviera un nopal sobre una roca y sobre él un águila devorando una serpiente.

Así fue como nació Tenochtitlán.

La UNESCO la declaró patrimonio de la humanidad en 1997 siendo su principal zona el Templo Mayor que es el símbolo de la arquitectura y cultura indígena (aunque en realidad no se conserva gran cosa, sólo sus ruinas).

Cerca del Templo Mayor se abrió un Museo que lleva el mismo nombre, Museo del Templo Mayor donde puede contemplarse un atisbo de historia que surgió allí mismo y que escribe el destino y futuro de todos los que allí habitan.

Originally posted 2008-08-02 23:29:20.