El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

comida

Los 10 mejores mercados de comida del mundo


Todos tenemos que comer, y una de las mejores cosas de los viajes es que todos comen de otra manera, aunque la globalización cada vez nos acerca más a otras culturas gastronómicas y de la misma moda, aunque no sea igual que la local, al menos nos da una idea bastante certera de lo que hay en el país de origen.

parm

Con los movimientos verdes y orgánicos, se ha puesto énfasis en la calidad de loso ingredientes de cada comida. Al mismo tiempo, muchos de los mejores productos alimenticios del mundo, son muy especializados y distribuidos en ciertas zonas geográficas solamente, como la pastelería parisina, que no llegan bien luego de un viaje, mientras hay otros productos, como la mayoría de las carnes crudas procesadas que se pueden importar y exportar fácilmente.

El arte está a la cabeza para los aficionados a los museos que viajan, mientras los fashionistas van directo a las tiendas, y los gastrónomos a los mercados y tiendas gourmet. Por lo general, se puede comer y muy bien, siempre que se ocupen los mejores ingredientes que se venden. Muchas veces van a caer en los alimentos locales que nunca aparecen en los menús de restaurantes, y es allí donde uno puede ver la cultura culinaria local en acción y ponerse en los zapatos de algunos grandes personajes viendo y comiendo los comestibles más memorables que existen, escogidos con un nivel de variedad y calidad que jamás encontraran en casa, no importa cuán buena sea la tienda proveedora local.

En una tienda de cocina de lujo en cualquier ciudad importante de EE.UU. se puede llegar a pagar unos USD 30 por una botella de aceite de oliva italiano y eso esperando que sea bueno. Una buena tienda de París ofrecerá docenas de variedades, frescas, enlatadas, envasadas, envasadas en vino, con diferentes sabores de foie gras, por citar un ejemplo, mientras con suerte podríamos encontrar una milésima parte de una variedad como esa en los mercados que tenemos cercanos al hogar.

Si les gusta el jamón, probablemente aman el jamón de Parma, conocido como el rey de los jamones. Pero alrededor de Parma, el verdadero negocio es Culatello, un jamón de lomo bastante caro. También es imposible de comprar en Estados Unidos, donde no se puede importar legalmente. El Culatello es un jamón de Parma y es solo uno de los cientos de productos artesanales locales que se pueden obtener acudiendo al lugar donde se hace. Para muchos gastrónomos, este jamón es motivo suficiente para dar un viaje.

Asimismo, la prohibición de importar la carne japonesa de Kobe a Estados Unidos esta activa, y los fans de Japón saben que las mejores carnes son las variedades locales de Kobe provenientes de Hokkaido, Sendai, Matsuzaka y la exquisita carne roja de Kumamoto. Nunca encontraran de estas carnes en Wall Street Steakhouse, pero si encontraran mucha de ella en Tokio.

Vía: forbestraveler, Foto: flickr

Originally posted 2009-06-11 23:01:00.

Restaurantes con historia (I)

Aunque Estados Unidos siempre ha tenido sus tabernas y posadas en las cuales sirven los alimentos a los peregrinos, el restaurant donde usted puede sentarse en su propia mesa, servirse usted mismo tipo autoservicio es un concepto más bien reciente. En Estados Unidos, ninguna cafetería es más famosa que la Boston Park Durgin, con un servicio igual al de Nueva Inglaterra, donde atienden de igual manera que cuando abrió en 1827.

dur

En París se comenzaron a abrir restaurantes después de la caída de la monarquía, aunque la palabra “restaurante” es al parecer muy reciente, ya que ni siquiera aparece impresa en los libros de historia de América hasta el año 1824, cuando el novelista James Fenimore Cooper hizo una nota con los restaurantes de renombre de París.

Siete años más tarde, sin embargo, un suizo llamado capitán Giovanni Del Mónico trajo el concepto a Nueva York y Wall Street bautizándolos con su nombre propio, Delmonico´s. Su éxito hizo de el un hombre rico, que enriqueció a su vez a su familia, lo que le llevó a abrir varias otras sucursales Delmonico´s en la zona residencial, las últimas en San 44a y 5a Avenida. El segundo de ellos, se abrió en Beaver Street en 1832, que hasta el día de hoy es uno de los restaurantes más populares del bajo Manhattan.

Desde entonces, el restaurante Delmonico´s se ha convertido en sinónimo de buena comida, y casi todos los personajes de Nueva York, como el famoso Charles Dickens y William Makepeace Thackeray cenaron en el “Del´s”, siguiéndole muy de cerca sus competidores, el Rector y Louis Sherry, que se convirtieron igualmente en restaurantes de notable decoración y grandeza.

Foto: flickr

Originally posted 2009-05-27 23:59:00.

Milán: ¿la mejor comida y bebida de Italia?

El proceso del queso mozarella es tan fácil y simple como el del cualquier otro queso, con la diferencia que este queso es elaborado con leche de búfalo, el cual una vez que está listo es enviado a los mejores restaurantes de Italia, donde los chefs disponen rodajas de este delicioso queso en pequeños trozos para los comensales, que pueden sacarlo libremente de un buffet.

cam

En todos los restaurantes de Italia del Norte, por el mismo precio de una sola bebida, hay acceso ilimitado a reponer la bandeja servida en la comida buffet. Comer una comida buffet es lo mejor que pueden hacer en Italia, lo más frugal y además permite probar todo y en la cantidad que quieran.

Milán tiene reputación de ser el mejor lugar para comer y beber en Italia. Allí los alimentos son de excelente calidad así como también las bebidas. En Milán se nota que hay toda una cultura de cóctel, de la cual se pueden ir enterando in situ conversando con la gente, que les puede ir dando datos acerca de los mejores lugares para ir a probar alguno. A nadie le puede faltar allí el dinero para degustar una copa de vino.

Beber un aperitivo no es lo mismo a cualquier hora, por ejemplo, entre las 18:00 y 20:00 pm, el precio de las bebidas aumenta significativamente. Por citar un ejemplo, un vaso de vino cuesta 2 euros, pero durante el almuerzo o la cena puede costar hasta 8 euros servido tan solo como un aperitivo. Las diferencias son sustanciales y nada amables, pero que se le va a hacer, así es el negocio, el que quiera comer bebiendo una copa de vino, que pague el precio.

Los clásicos cóctel que prefieren los italianos son el Ginebra, el Campari y el Vermout. Como pasa en casi todas partes, algunos restaurantes se concentran en la comida mientras otros lo hacen en las bebidas. Por ejemplo, la pastelería y cafetería Cucchi tiene una larga tradición, y ofrecen tartas de fruta y café por el día mientras que por la noche se convierte en un refinado bar de copas.

Otro lugar donde se hace hincapié en las bebidas, es en el Bar Chandeliered Basso, que según dicen son los creadores del vino espumoso Negroni Sbagliato. Allí los aperitivos y las bebidas son la estrella acompañados de picadillos típicos como aceitunas y papas fritas.

En los restaurantes y bares buffet el único problema es ir y venir sin sentirse observado con la sensación de que piensan que uno es un cerdo, pero aparte de eso nada más. Algunos restaurantes y bares de aperitivos han tomado medidas para limitar el consumo como por ejemplo poner bandejas en las que se puede sacar una sola bebida y todo lo que se pueda encajar del resto de los comestibles. Hay que aprovechar eso para sacar un poco de todo, en especial las masas fritas y las mini pizzas.

 

Foto: flickr

Originally posted 2009-05-11 17:15:00.