El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Europa

A París con poco dinero


Algunos creen que para viajar a París se necesita mucho dinero, pero lo cierto es que no es así, ya que para ir a París, sólo se necesita una gran sed por conocerla y un gran ingenio para arreglárselas con pocos recursos.

1

Los que tienen pasaporte de extranjero, tienen 90 días para disfrutar de las maravillas de la ciudad, así que comencemos con el recuento de lo que deben tener en cuenta para pasar unas vacaciones inolvidables en el lugar más romántico del mundo.

Aunque no lo crean, existen alojamientos gratuitos, así ese es el primer paso, informarse en CouchSurfing, que les garantiza a ustedes conocer gente francesa auténtica que es propietaria de su casa o al menos paga su alquiler.

En caso que todavía tengan dudas de ir de viaje, porque creen que se quedarán en la calle pasando hambre, piensen en la posibilidad de encontrar un trabajo remunerado, aún sin tener un visado. Sólo debes buscar en el lugar apropiado para encontrar, como en la Iglesia de América, American Library, la American University de París y el Café Real de McCoy. Si la idea es quedarse a trabajar más de 90 días, entonces ahí necesitarán un visado.

Existen múltiples tipos de visas que te permitirán trabajar. Puedes convertirte en estudiaste inscribiéndote en alguna escuela de idiomas asequible y obtienes un visado para trabajar 20 horas por semana.

Como a los empleadores no les gusta complicarse con el tema de la visa, en cuanto obtengan una oferta de trabajo estable, vayan a la Cámara Francesa de Comercio Americana, en caso que sean estadounidenses. Hay que viajar, es cierto, pero el trámite lo facilitan.

Si ya están en medio de una tragedia económica en París, no se echen a morir, que pueden acudir al almuerzo exprés más famoso: una bolsita de maní y una ensalada de zanahoria, que les garantiza por algo de 1,5 euros ambas cosas, todo el aporte calórico, nutritivo y energético que necesitas.

Vía

Originally posted 2009-11-19 18:22:00.

Hotel Gran Bretaña, Atenas, Grecia

El Hotel Gran Bretaña se erigió en respuesta al Ritz. Este histórico gran hotel data de 1842, cuando era una residencia privada que se convirtió en hotel tres décadas más tarde. Antes de los 100.000.000USD invertidos en la renovación del hotel, se redujo el número de habitaciones y se mejoro los espacios públicos para la preparación de los Juegos Olímpicos del 2004. El Gran Bretaña surgió como la morada preferida para los monarcas, políticos y estrellas del pop. Su ubicación es una de las razones: directo a la plaza Syntagma, frente al Parlamento Griego y cerca de todo, o casi, incluyendo la Acrópolis, el Museo Histórico Nacional y la Ciudad Vieja.

149-grande-bretagne-d

Las reformas del hotel redujeron el número de habitaciones de 360 a 321, haciéndose ambientes más íntimos y espaciosos. El piso inferior de las habitaciones da a la encantadora Plaza de la Constitución. Las habitaciones del piso superior miran hacia la Acrópolis. Todas las habitaciones están decoradas con madera oscura parqués, cortinas pesadas de bordes dorados y muebles de madera, además de baños con mármol color crema, mientras en el sexto piso hay aireadas terrazas, lo suficientemente grandes como para acoger una cena al aire libre.

El servicio del Gran Bretaña tiene un enfoque como el líder de mercado que es. Formal y preciso, el hotel esta supervisado por un pequeño ejército de funcionarios, uniformados centinelas en la puerta con tropas de sirvientas, además de camareras. El servicio es del estilo de la vieja Europa, con mucha clase.

El hotel reúne toques modernos que abarcan todo el hotel, que tiene un enorme vestíbulo con tapices del siglo XIII y una nueva azotea al aire libre con vistas directas a la Acrópolis. La piscina de la azotea y su restaurante y bar adyacente permiten ver el Spa del Hotel GB, uno de los pocos verdaderos oasis de lujo de la ciudad. Incluso desde otros lugares, una bebida en el vestíbulo del hotel a nivel del GB Corner es una parada para ver y ser visto desde todas partes de Atenas, si no la propia Grecia. El extenso menú de cocina mediterránea no es malo tampoco.

Originally posted 2009-06-21 20:34:00.

Estambul

 

 

Estambul es una de las ciudades que se encuentra entre Europa y Asia y, por tanto, recibe cultura de ambos países por lo que se puede decir que la cultura de Estambul es una mezcla de la cultura asiática y europea (u oriental y occidental).

En Estambul hay miles de lugares y de monumentos que visitar. La propia UNESCO ha declarado muchas de ellas como Patrimonio de la Humanidad.

Por ejemplo, podemos visitar los museos de Estambul que albergan los tesoros y legados que el tiempo ha dejado para conocer un pcoo más cómo era la vida de antaño y cómo sobrevivían en esa tierra. Por citar algunos de los museos diremos: Santa Sofía, el palacio Yildiz, el Museo de Arte Islámico, etc.

Pero no todo son museos en Estambul; sus mercados son también muy tradicionales y, como su cultura, podemos encontrarnos múltiples objetos e ingenios producto de la mezcla de culturas. El mercado incluso llega a parecerse a los de antaño (por su forma de exponerse).

Pero si lo que quieres es descansar, entonces lo tuyo son las fuentes termales, de las que hay casi un centenar de ellas, algunas explotadas desde la época de los romanos. Estas fuentes termales son muy diferentes de un Spa o un Balneario, saldrás más relajada.

Originally posted 2008-09-10 14:03:09.