El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

fotografia

Parques en Barcelona


En Barcelona hay numerosos parques y jardines, y de los jardines, hay varios en la categoría de jardines históricos, otros tantos como jardines temáticos, aparte de los parques urbanos y los parques forestales. Cada uno de estos sitios tiene su historia, sus espacios para meditar y bastantes especies vivas para admirar.

1

En total, Barcelona tiene 50 parques, partiendo del Fórum de las Culturas, más el Parque de los Auditorios, el cual está configurado por cinco grandes dunas artificiales y dos auditorios que pueden albergar a miles de personas sobre sus baldosas dispuestas en forma de medialuna.

Los parques indispensables de ver en Barcelona según los que han ido y tienen una opinión más informada al respecto, son tres, como el Parx Güell, el Parque de la Ciudatella y el Parque del Lauberint d´Horta. En este ultimo parque, se puede ocupar tranquilamente una tardeo mañana completa si se va caminando a través de él, ya que el sitio es bastante grande y cuenta con anfitriones vivos que cantan apenas ven pasar a alguien, hasta las hojas que vibran con el soplar del viento.

Los parques son el sitio ideal para practicar tomas fotográficas, en especial los días de semana cuando hay poco o nada de gente circulando, se puede llevar el trípode y comenzar a probar las tomas en todos los ángulos. Es increíble ver cómo el viento va cambiando la cara de los paisajes con el paso de las horas. Los arboles se peinan y despeinan como si se arreglaran para una ocasión especial, y las aves cambian el tono de su canto.

Foto: flickr

Originally posted 2009-09-04 15:34:00.

Paisajes sorprendentes del 2009 (I)

Ansel Adams quedo encantado con el área alrededor del Parque Nacional de Yosemite, tanto así que él lo llamo “un gran gesto de la tierra”, como si la Madre Naturaleza hubiese compensando con un premio a la humanidad. Adams sabia sobre una cosa o dos acerca de impresionantes paisajes naturales, pero aun así, su opinión es muy limitada. Seguro que si hubiera nacido un siglo más tarde, las posibilidades de caer muerto ante la espectacularidad del paisaje hubiesen sido muchas si hubiera visitado desde los Andes hasta el Outback australiano, pero su fotografía se limita casi con exclusividad al Oeste Americano.

1

La Tierra es muy grande, llena de paisajes y colores, posibles de encontrar en todos los continentes por Adams.

Hielo, roca, arena, plantas de vapor, la hidráulica, el viento y el sol son algunos de los elementos que pueden contribuir a la configuración de las formas de la tierra, algunas muy impresionantes. Esta es la razón por la que muchos escritores luchan describiendo con diversos adjetivos, que van desde “exótico”, “otro mundo” y “lunar”. Otras veces, el trabajo de la naturaleza es tan perfecto y preciso que es difícil de imaginar. Solo observemos desde la increíblemente uniforme Chocolate Hills de Filipinas, que algunos creen que al igual que las pirámides, son obra de industriosas culturas antiguas.

Pero en realidad, estos paisajes son increíbles. A diferencia de las icónicas grandes obras del hombre, las pirámides, los Moai de Isla de Pascua, o la Torre Eiffel, estas escenas son cautivantes por sus propias fuerzas elementales.

La belleza natural es imposible de definir, aun por el ojo más observador, y sería inútil tratar de describir un sitio natural más hermoso que otro. Al mismo tiempo, sería difícil imaginar que un espectador no fuera sorprendido por los casi indescriptibles stilettos de rocas y árboles formando la Tsingy de Madagascar de Bemaraha o por la máxima expresión de líquido congelado en el lugar que es el glaciar de la laguna de Islandia Jokulsarlon.

Vía: forbestraveler, Foto: flickr

Originally posted 2009-07-23 23:42:00.

Fotografía y viajes

 Las imágenes acompañan normalmente a un viajero. El turismo es una actividad que es difícil entender sin el registro de recuerdos, de momentos y de sensaciones que vivimos al recorrer un lugar novedoso, diferente, distante al que representa nuestra vida cotidiana.

Es por ello que al visitar otro lugar, desde hace mucho tiempo, los turistas y los viajeros se acompañan de una cámara fotográfica. Anteriormente, cada captura era largamente reflexionada pues se contaba con la limitación que una cinta de película fotográfica imprimía al turista: 12, 24 o 48 fotografías que hacían que cada una fuese altamente pensada. La fotografía digital permitió la explosión de la imagen turística, y que muchos viajeros no sólo tomaran fotos de ellos mismos o sus seres queridos en los monumentos o paisajes visitados, sino también de los espacios en sí mismos, dando lugar a una democratización de la creación de imágenes que no ha afectado la labor de los fotógrafos de viajes o turismo, pero sí ha hecho a su público más exigente.

Adelantemos la película y veremos que tras la aparición de la fotografía digital, las redes sociales e internet han hecho que el universo de la imagen y el mundo turístico estén aún más de la mano, permitiendo que los grandes destinos turísticos seduzcan a los viajeros con imágenes sorprendentes que presentan los mejores atributos de sus espacios, pero también que pequeños destinos, playas desconocidas, sitios ecológicos, espacios rurales y en bosques y montañas, busquen su pequeño momento de gloria en internet a través de la imagen, alcanzando a los que buscan más aventura al emprender un viaje y no sólo recorrer los pasos de otros turistas.

Hacer fotografías de un viaje es más que sólo tomar una imagen y compartirla en redes sociales. Es asociar a cada foto un recuerdo, un aroma, una emoción. Es como sublimar y hacer permanente la sensación de viajar, de ser turista, de recorrer, descubrir y enamorarse de un lugar diferente. ¿Cuál es tu forma preferida de fotografiar un destino turístico? ¿Has aprendido de profesionales o sólo fotografías de forma intuitiva? Seguramente tendrás tu propio estilo y gracias a él, tus álbumes personales se nutren de playas, paisajes y memorias hechas pixeles.