El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

mar

Lima, la ciudad de las nubes


En Perú encontramos múltiples estilos de vida, diferentes paisajes y colores que dejan ver las profundas diferencias que se forjan dentro de un mismo país.

larosa

En el Barrio Miraflores de Lima, se encuentra todo lo que se pueda imaginar, edificios rodeados de paisajes verdes, exclusivos restaurantes, clubes, parques, y deportes en las cercanías.

La costa de Lima es larga y tranquila, tanto así, que se necesitará de una mañana o quizás un día completo para recorrerla, sin cansancio ni agotamiento, admirando los alrededores y sintiendo la brisa del mar.

malecon

En el Malecón Cisneros encontramos el Faro de la Marina, que otorga una espectacular vista del océano. Camino a Larcomar hay numerosos parques que se ubican sobre el mismo malecón.

(more…)

Originally posted 2009-01-30 02:50:59.

Mitos de las playas de Tailandia

Algunas veces, los genios del marketing crean una imagen que nada tiene que ver con la realidad del destino que se promueve. Esto es lo que pasa en Tailandia, específicamente en lo que atañe a sus playas, como Maya Bay, donde siempre se ven playas solitarias y tranquilas, cuando en la práctica no es así, sino todo lo contrario, apenas se llega, pueden verse cientos de personas en la orilla del mar, ofreciendo botes de paseo y otras paseando.

phi 

Las únicas playas tranquilas son aquellas que están lejos de aeropuertos y centros comerciales, como las que están en Phi Phi Don. Para los amantes de las compras, verán que hay cientos de lugares para comprar lo que se les ocurra. En cuanto a hoteles y restaurantes, los hay de todo rango de precios, desde los más caros y lujosos que no bajan de los 300 dólares por noche, hasta aquellas hostales caseras que no cuestan mas allá de 5 dólares por noche, claro que sin lujos.

En cuanto a comida, lo mejor es ir a esos puestos callejeros y restaurantes económicos, que son los que le ponen más empeño a la cocina local. Si se fijan bien, en los restaurantes o puestos callejeros que estén rodeados de autos lujosos es donde seguro se está preparando la mejor comida, es la señal más certera de la buena mano del chef.

pi

Hay un local que es recomendable visitar, queda al lado del templo chino de la calle Chawfa, en pleno centro de Phuket Town.

Si buscan tranquilidad, Phi Phi es el sitio adecuado, en cambio, si lo que quieren es fiesta hasta el amanecer, Phuket es el sitio idóneo, donde las playas Patong y Kata tienen decenas de lugares para divertirse. En un ambiente más rustico y hippie, esta Krabi, con una numerosa oferta nocturna pero muchísimo mas simple.

model

El mejor momento para ir a Tailandia, es el febrero, por los precios, que están más baratos, las temperaturas bordean los 30 grados, llueve poco y el oleaje es suave, al contrario del mes de octubre cuando las marejadas impiden hacer interesantes excursiones.

No hay que escatimar en gastos a la hora de tomar un tour por el día que permita navegar a través de las cavernas tapizadas de murciélagos, ir al interior de los islotes y observar la flora y fauna silvestre. Los fantásticos paisajes que exhiben aguas turquesas y un aire apacible, hacen muy difícil imaginar que este fue el escenario de una tragedia enorme el año 2004, cuando un terremoto y tsunami mato a mas de 200 mil personas, llevándose todo, absolutamente todo con la ola…

Extracto de: lun ,Fotos: flickr

Originally posted 2009-06-08 23:50:00.

Yates sobre hielo

En el Río Hudson se celebran deportes muy extraños, pero serán extraños para nosotros los provincianos que al parecer, todavía no salimos del molde tradicional para todo orden de cuestiones.

1

En el Río Hudson se practica el deporte de la vela sobre hielo. Esta práctica ya tiene más de 100 años en el lugar, y hoy, si bien el río se congela menos que antes, todavía hay secciones que dan pie para que entusiastas se lancen a la aventura de navegar sobre el frío y duro hielo.

2

Los viajeros del hilo, posan sólo un pie sobre su vela y patinan en medio de la pista a velocidades increíbles, que podrían perfectamente carcomer la piel si es que se caen, y esto es muy cierto, pero la tradición sigue sin parar, como si de corridas de toro se tratara en España. Algo que se debe seguir con el fin último de mantener viva una historia, una vivencia, una tradición.

3

Algunos vuelven a su antigua embarcación, aquella que han dejado en el más total abandono por años. El primer paso de todo corredor de vela, es elevar su mástil. Casi siempre los yates lleva alrededor de 6 o 7 personas a bordo, que se disponen de modo tal que la embarcación se mantenga lo más estable posible.

4

Ir sobre la vela que se infla con el paso del viento, es una experiencia inolvidable, emocionante y fugaz. Todo pasa por la mente cuando se eleva el mástil y comienza la carrera. Ya no hay chance para volver atrás.

5

Fotos: wayfaring

Originally posted 2009-08-31 03:53:00.