El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

montañas

Corea del Sur: Más allá de Seúl (II)


Situada entre dos montañas al sudeste de Corea, la pequeña ciudad de Damyang tiene 25 hectáreas de densos bosques de bambú, que exhiben un intenso color verde, así es como vemos el famoso bosque de bambú Gwangju de Corea del Sur.

Mientras en las ciudades corre el smog y el viento húmedo del verano, en esta reserva natural se conserva una frescura varios grados más frescos que la ciudad. Esto hace que Damyang se transforme en un paisaje refrescante y agradable.

5

Las familias llegan a este lugar a hacer picnic, a tallar sus iniciales en los tallos de bambú, y los vendedores de souvenirs se esfuerzan por hacerte llevar a casa un conjunto de campanillas de viento de bambú, espadas de juguete o flautas de pan.

Si les da hambre, los menús de los restaurantes locales se inclinan por cocinar a la plancha. Hay ricas sopas de bambú, guisos, fideos y pasteles.

4

Cuando los camareros dicen que algo es muy bueno y saludable, es muy probable que así sea, así que se pueden animar a comer con confianza las especialidades naturistas del lugar.

La Isla de Jeju-do es el lugar número uno para ir de luna de miel en Corea, porque tiene un poco de Hawaii y un poco de sitios tropicales. También tiene la montaña Halla-san, el pico más alto de Corea del Sur. Los senderos ofrecen hermosas vistas y llevan a los caminantes por miradores románticos mientras se va a la cima. En la playa de Jeju-do también hay caballos para montar y pasear.

3

La equitación es una actividad importante aquí, y para eso hay una docena de caballos listos para montar, la mayoría de los cuales satisface a pleno gusto el deseo de cabalgar del viajero. También se pueden alquilar motos para recorrer las playas. En la época de verano, el agua es clara y fresca, mientras que en el invierno, la isla atrae a clubes de pingüinos, que toman baños de hielo en el mar.

Vía

Originally posted 2009-11-26 16:00:00.

Las montañas de Blue Ridge

En los Estados Unidos, se encuentran las montañas de Blue Ridge, un grupo de montañas que atraviesa los estados de Maryland, Virginia, Pennsylvania, Carolina del Sur, Georgia y Carolina del Norte. Al comienzo se ven como una pequeña franja de tierra que está hacia el lado sur de Harrisburg, en Pennsylvania.

1

Estas montañas tienen una geografía que ha cautivado a viajeros por años, ya que tienen una seguidilla de rincones y grietas, sin contar con las cordilleras que separan los valles que forman las montañas Blue Ridge.

La cima de las montañas se conoce también como el Calvo Brasstown. Cuando llega el invierno, las cimas se tiñen de blanco por la nieve que las congela, entregando una visión panorámica que invita a fotografiarlas o sacar las pinturas para inspirarse en el paisaje.

2

En Gatlinburg hay alquileres para quedarse más tiempo en el lugar, donde por fuerza tendrán que pedir mucha sopa caliente y té para soportar el frío intenso si es que van en invierno.

Creo que la energía que nos inyectan los paisajes como estos se debe a la energía Qi, esa energía de la que tanto se habla en el Feng Shui, la positiva que recorre libremente los lugares, moviéndose con mayor libertad en paisajes como estos, donde nada, o casi nada obstaculiza su tránsito, sino que al contrario, todo propicia que fluya y alimente con sus vibraciones a los seres vivos que la tocan al pasar.

Supongo que ésta pasara junto al viento, o al menos, quiero creer que es así.

Fotos: flickr, flickr

Originally posted 2009-08-28 09:42:00.

Las 10 cumbres que hasta los aficionados pueden intentar escalar (II)

Para entrar de lleno en la materia, veremos ahora cuáles son las cumbres de las cuales hablábamos antes.

alpes

Un clásico para comenzar con la práctica del montañismo es la cumbre del Mont Blanc francés y los Alpes Italianos, que generalmente se considera el lugar de nacimiento del montañismo del siglo 18. Estos montes están rodeados por algunos de los mejores senderos de trekking de Europa.

En Estados Unidos, las opiniones más majestuosas son las que provienen de los escaladores aficionados hacia el Monte Olimpo en el Estado de Washington, y el Monte Washington en Nueva Hampshire. Estas dos montañas son consideradas como las mejores para subir.

Para los que buscan una experiencia más exótica en la cima de la montaña, el Monte Kilimanjaro en Tanzania es accesible a todos los aficionados. Por ahora, es también la única cumbre nevada en África (pero de rápido deshielo debido al calentamiento global). Kala Pattar, en Nepal, en tanto, ofrece a los principiantes la oportunidad de obtener una vista plena del Monte Everest, una vista tan cercana y estrecha que la mayoría de nosotros no podrá nunca conseguir, a menos que suba a la cima.

Para los que no pueden subir las montañas por razones de salud o temperamento, hay incluso algunas majestuosas cumbres que se aprecian mucho mejor desde su base.

“Hay algunas montañas que no deben ser ascendidas y se pueden disfrutar desde abajo”, dice Vinicio Stefanello, de Planetmountain.com. “Estas montañas son consideradas sagradas por los lugareños”. Estos son los picos de Uluru (Ayers Rock), una montaña sagrada para los pueblos aborígenes de Australia, y la montaña Kailash en el Tíbet, una montaña sagrada para los budistas.

Foto: flickr

Originally posted 2009-05-26 23:44:00.