El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

moscú

De Moscú a San Petersburgo I


 

Moscú es un país maravilloso en el que poder disfrutar de la multitud de paisajes, monumentos y variedades que te ofrece en todos sus campos, y una manera estupenda de hacerlo es a bordo de un crucero

La travesía de Moscú a San Petersburgo no es sólo un viaje entre las dos capitales de éste descomunal país, es también una ruta por su historia y su cultura, su naturaleza y su gastronomía.

El paseo por Moscú es un avance excelente al crucero que remonta casi 700 kilómetros del curso de Volga. La fortaleza de Kremlin con tres catedrales, varias iglesias, museos y palacios, puede considerarse la mayor herencia de los zares y tras las murallas se abre la gran Plaza Roja y en esta explanada se localiza el mausoleo del líder bolchevique Vladimir Lenin y también la iglesia de San Basilio, con doce cúpulas en forma de bulbo que son, al mismo tiempo, doce pequeñas capillas dedicadas a doce santos distintos.

Para desplazarse por Moscú conviene utilizar el metro, alguna de cuyas estaciones son verdaderas obras de arte. Las paradas de la línea circular están decoradas con esculturas, bajorrelieves y mosaicos que conmemoran la Rusia soviética.

Conviene asomarse al distrito de Kropot Kinskaia, que se encuentra al sur de Kremlin, para admirar la colección de pintura impresionista del museo Pushkin de Bellas Artes. Cerca de la estación universitetskaya y de las colinas de los Gorriones, emplazamiento de la Universidad Estatal y excelente mirador sobre la ciudad, el río Moscova ofrece una de las mejores estampas desde la iglesia del Cristo Salvador.

 

 

Originally posted 2009-05-01 20:09:01.

De Moscú a San Petersburgo III

 

Las calles y plazoletas de Úglich han cambiado poco a poco en el tiempo, salpicada de iglesias, monasterios y capillas, la ciudad ofrece el mismo aspecto agradable que tan bien describió el famoso escritor ruso Iván Serguelevich Turguéniev a mediados del siglo XIX.

Uno de los lugares más pintorescos del recorrido se encuentra en la segunda jornada del crucero, y es el pueblito de Myshkim y desembarcar en su puerto es como sumergirse en una atmósfera de hace dos siglos, pues las construcciones de piedra y madera labrada trasladan a un mundo de cuento.

La primera visita debe ser el museo de los Ratones, único en el mundo.

El paseo de las Presas:

Rumbo a San Petersburgo, el barco tiene que salvar varias presas. la más imponente es la de Ryábinsk, que recibe las aguas de más de 60 ríos y que, por su tamaño, pueden compararse con los mayores lagos de Europa. la construcción de las presas y de los canales que unen Moscú con el Báltico hizo que centenares de aldeas quedaran sumergidas bajo las aguas existen campanarios e incluso iglesias enteras surgen de pronto en medio del cauce.

Uno de los atractivos del crucero por el río son las llamadas "estaciones verdes", donde es posible disfrutar de una buena comida al aire libre y de la contemplación del paisaje. En Ima, la estación verde por excelencia, el paseo tiene además el atractivo de de una iglesia situada en lo alto del cabo que la corriente principal del río y uno de sus afluentes han formado.

Originally posted 2009-05-02 20:34:02.

De Moscú a Rusia VI

Las principales visitas:

Moscú: La capital Rusa es el inicio de los cruceros por el río Volga, que en su primer tramo discurren por el Moscova. Una visita al centro debe incluir el recinto amurallado del Kremlin, con varias iglesias, palacios y museos. Viajar en metro es otro placer pues muchas estaciones están decoradas con pinturas y mosaicos. La estación fluvial está al final de un frondoso parque.

Úglich: La primera etapa del crucero por el Volga es esta ciudad del anillo de Oro, denominación que agrupa localidades históricas situadas al nordeste de Moscú. Su kremlin guarda joyas artísticas como la cámara de los príncipes y la catedral de la transfiguración.

Irma: A partir de esta localidad empieza un tramo que encadena varias esclusas. El paisaje de ribera de esta zona lo conforman prados y bosques frondosos.

Esclusa de Vytegra: Es una de las últimas compuertas que se cruzan antes de navegar por el lago Onega.

Kizhí: Este museo al aire libre es un conjunto de iglesias, casas y molinos de madera construidos sin utilizar clavos. Su edificio más preciado es la iglesia de la Transfiguración de 1714 y con 23 cúpulas, ocupando una de las 1600 islas del lago Onega.

Río Svir: Es la conexión natural entre el lago Onega y el Ladoga. En sus márgenes se erigen casas sencillas de madera y huertos vallados

Islas Vaalam: Este archipiélago compuestos por unas cincuenta islas se sitúa frente a la orilla norte del lago Ladoga. En esta isla se erige un monasterio originario del siglo XIV que ha sido reconstruido en varias ocasiones y que constituye aún hoy un centro de peregrinaje.

 

Originally posted 2009-05-03 23:46:03.