El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

museos

10 Grandes cosas que hacer en los aeropuertos (I)


Hacer escalas puede ser entretenido si uno quiere, aunque la mayor parte de nosotros piensa que esos minutos y a veces horas son una pérdida de tiempo. Puede que lo sea si no encontramos nada que hacer, pero ese rato inútil se puede convertir en un momento muy productivo y relajante si sabemos aprovecharlo, veamos cómo.

1

Una alternativa es conectarse a internet y comenzar a navegar, ¿a quién no le agrada esto?, pero si no es lo tuyo y ya estás cansado de ver computadores, entonces quizás te sea más tentador tomar un día de spa en algún hotel cercano. Probablemente allí mismo existan exposiciones de arte como la exposición permanente de esculturas de Zimbabwe.

2

Los restaurantes de los aeropuertos son cada vez mejores, y podrían aprovechar de probar la mano del chef, o simplemente se pueden sentar a tomar un café leyendo un libro. En Denver la oferta turística es muy variada y así como se puede ir a tomar un café, se pueden ir a pasear por alguna muestra de arte, o ir a observar los espectaculares paisajes.

3

El Aeropuerto Internacional de San Francisco, tiene una biblioteca de dimensiones enormes, además de un museo que ofrece miles de fotos y artefactos que describen la historia de la aviación, un tema muy ad hoc si pensamos que estamos en un aeropuerto. Otros centros ofrecen programas de arte, como en Filadelfia, que incluye exposiciones de la cartela de películas, pinturas abstractas y las banderas americanas. Esto sin contar con Atlanta, cuyas esculturas de roca de Zimbabwe le esperan entre los terminales A y T.

A mí en lo personal, me agrada sacar fotografías en los aeropuertos, porque he visto que en cada uno se ven no solo aviones diferentes sino también gente que va y viene con ropa y estilos que podrían ser interesantes para mis creaciones personales. Yo creo que un aeropuerto es la mejor vitrina de moda, además de la calle, con la diferencia que en estos sitios se está más seguro y la diversidad de tendencias está al alcance de la mano.

Vía: forbestraveler

Originally posted 2009-07-08 17:00:00.

Estambul

 

 

Estambul es una de las ciudades que se encuentra entre Europa y Asia y, por tanto, recibe cultura de ambos países por lo que se puede decir que la cultura de Estambul es una mezcla de la cultura asiática y europea (u oriental y occidental).

En Estambul hay miles de lugares y de monumentos que visitar. La propia UNESCO ha declarado muchas de ellas como Patrimonio de la Humanidad.

Por ejemplo, podemos visitar los museos de Estambul que albergan los tesoros y legados que el tiempo ha dejado para conocer un pcoo más cómo era la vida de antaño y cómo sobrevivían en esa tierra. Por citar algunos de los museos diremos: Santa Sofía, el palacio Yildiz, el Museo de Arte Islámico, etc.

Pero no todo son museos en Estambul; sus mercados son también muy tradicionales y, como su cultura, podemos encontrarnos múltiples objetos e ingenios producto de la mezcla de culturas. El mercado incluso llega a parecerse a los de antaño (por su forma de exponerse).

Pero si lo que quieres es descansar, entonces lo tuyo son las fuentes termales, de las que hay casi un centenar de ellas, algunas explotadas desde la época de los romanos. Estas fuentes termales son muy diferentes de un Spa o un Balneario, saldrás más relajada.

Originally posted 2008-09-10 14:03:09.

Qué NO hacer en Japón (II)

Otras cosas que no vale la pena hacer en Japón son:

Caminar demasiado para mirar las flores de cerezo: Si se encuentran en Tokio un domingo de abril, de inmediato querrán tener las mejores vistas del país en su mano, sin embargo, no hace falta caminar kilómetros y kilómetros para admirar la gran cantidad de sakura o cerezos que hay en el sur de Okinawa o Hokkaido en mayo. Lo mejor es ir a una tienda sakura y ahí tienen las mejores flores listas para comprar.

1

El esfuerzo de salir a caminar para admirar las flores no vale la pena porque lamentablemente, las flores duran sólo una semana y es difícil predecir cuál será el día preciso durante el cual saldrán esas flores.

No restringir el estudio de la Segunda Guerra Mundial a Hiroshima: La Segunda Guerra Mundial japonesa va más allá del Museo de la Paz de Hiroshima, que es un sitio memorable, pero deben ampliar sus horizontes y aprovechar para recorrer también en el tren que va hacia Nagasaki y gira hacia el Parque de la Paz.

Vayan al Museo Kamizake en Chiran, prefectura de Kagoshima, donde hay cientos de cartas en exhibición, escritas por los pilotos como despedida a sus familias.

Visiten el santuario de Yasukuni War Memorial en Tokio, que honra a los espíritus de los caídos.

No ver Japón con lentes de colores: Esta cita metafórica quiere decir que no idealicen Japón, ya que la mayoría de los extranjeros que vienen a Kioto, sólo desean encontrarse con el antiguo Japón, y esperan que esté allí, con templos antiguos y monjes budistas, que puede ser que encuentren, de modo muy escaso, porque los templos zen y los guerreros samurái desfilando por las calles son cosa ciertamente del pasado.

Japón ha cambiado y lo mejor es disfrutar de la modernización y sus beneficios, como los trenes de alta velocidad, los robots de lujo y la electrónica en Akihabara, o quizás entrar a algún hotel cápsula.

Vía: matadortrips, Foto: flickr

Originally posted 2009-10-24 22:45:00.