El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

museos

Lugares atractivos en Zante, en Grecia


Continuando con los atractivos de Zante, esta vez nos enfocaremos en describir aquellos sitios que revisten mayor interés para los visitantes.

Un lugar infaltable en los recorridos por la isla de Zante, es su plaza, la plaza por la noche toma un aire romántico que poco se ve en otros lugares. La plaza mayor de Zakynthos se encuentra rodeada de edificios importantes, como el Museo Bizantino de Zakynthos, la Iglesia de San Nikolaos de la Mole y el Centro Cultural de Zakythos.

Solomou Square, está dominada por la estatua del poeta nacional griego Dionysios Solomos, lugar que se llena en las tardes de verano, cuando todos parecieran ponerse de acuerdo para ir a dar un paseo allí.

El Museo Buzantino de Zakynthos Solomou, tal como les decía antes, está situado en la plaza, en la ciudad de Zakyntos. El museo alberga ricas colecciones de la época bizantina y helenística más algunos hermosos íconos de la isla.

El Centro Cultural de Zakynthos y la Biblioteca, se encuentran ubicados en un imponente edificio próximo a la iglesia de San Nikolaos de la Mole. Esta biblioteca es una de las mejores de Grecia, con una concentración de más de 50.000 libros.

La Biblioteca incluye una pequeña galería de arte, pequeñas muñecas con trajes locales, mucho material fotográfico y el archivo histórico de Zakynthos con miles de documentos.

La Iglesia de San Nikolaos de la Mole, data de 1561 y es el edificio más antiguo que hay por la plaza. Este es el único edificio que sobrevivió desde esa época. Esta es una iglesia de un alto valor histórico y de gran importancia debido a la patrona de la isla Santa Dionysios.

Por último, la estatua de de Dionysios Solomos, el poeta nacional de Grecia se encuentra situada sobre la plaza principal de la ciudad. El fue el autor del himno nacional griego llamado “El Himno de la Libertad”.

Originally posted 2009-05-24 15:29:00.

Qué NO hacer en Japón (II)

Otras cosas que no vale la pena hacer en Japón son:

Caminar demasiado para mirar las flores de cerezo: Si se encuentran en Tokio un domingo de abril, de inmediato querrán tener las mejores vistas del país en su mano, sin embargo, no hace falta caminar kilómetros y kilómetros para admirar la gran cantidad de sakura o cerezos que hay en el sur de Okinawa o Hokkaido en mayo. Lo mejor es ir a una tienda sakura y ahí tienen las mejores flores listas para comprar.

1

El esfuerzo de salir a caminar para admirar las flores no vale la pena porque lamentablemente, las flores duran sólo una semana y es difícil predecir cuál será el día preciso durante el cual saldrán esas flores.

No restringir el estudio de la Segunda Guerra Mundial a Hiroshima: La Segunda Guerra Mundial japonesa va más allá del Museo de la Paz de Hiroshima, que es un sitio memorable, pero deben ampliar sus horizontes y aprovechar para recorrer también en el tren que va hacia Nagasaki y gira hacia el Parque de la Paz.

Vayan al Museo Kamizake en Chiran, prefectura de Kagoshima, donde hay cientos de cartas en exhibición, escritas por los pilotos como despedida a sus familias.

Visiten el santuario de Yasukuni War Memorial en Tokio, que honra a los espíritus de los caídos.

No ver Japón con lentes de colores: Esta cita metafórica quiere decir que no idealicen Japón, ya que la mayoría de los extranjeros que vienen a Kioto, sólo desean encontrarse con el antiguo Japón, y esperan que esté allí, con templos antiguos y monjes budistas, que puede ser que encuentren, de modo muy escaso, porque los templos zen y los guerreros samurái desfilando por las calles son cosa ciertamente del pasado.

Japón ha cambiado y lo mejor es disfrutar de la modernización y sus beneficios, como los trenes de alta velocidad, los robots de lujo y la electrónica en Akihabara, o quizás entrar a algún hotel cápsula.

Vía: matadortrips, Foto: flickr

Originally posted 2009-10-24 22:45:00.

Estambul

 

 

Estambul es una de las ciudades que se encuentra entre Europa y Asia y, por tanto, recibe cultura de ambos países por lo que se puede decir que la cultura de Estambul es una mezcla de la cultura asiática y europea (u oriental y occidental).

En Estambul hay miles de lugares y de monumentos que visitar. La propia UNESCO ha declarado muchas de ellas como Patrimonio de la Humanidad.

Por ejemplo, podemos visitar los museos de Estambul que albergan los tesoros y legados que el tiempo ha dejado para conocer un pcoo más cómo era la vida de antaño y cómo sobrevivían en esa tierra. Por citar algunos de los museos diremos: Santa Sofía, el palacio Yildiz, el Museo de Arte Islámico, etc.

Pero no todo son museos en Estambul; sus mercados son también muy tradicionales y, como su cultura, podemos encontrarnos múltiples objetos e ingenios producto de la mezcla de culturas. El mercado incluso llega a parecerse a los de antaño (por su forma de exponerse).

Pero si lo que quieres es descansar, entonces lo tuyo son las fuentes termales, de las que hay casi un centenar de ellas, algunas explotadas desde la época de los romanos. Estas fuentes termales son muy diferentes de un Spa o un Balneario, saldrás más relajada.

Originally posted 2008-09-10 14:03:09.