El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Paris

Cosas que no sabes de París


Desde hace poco, París goza de mala reputación como destino por parte de los norteamericanos. Para los que nunca han ido, parece ser una ciudad llena de odio a América, con peleles que se sientan todo el día alrededor de los cafés y bares, escribiendo poemas. Un viaje a París parece ser una pérdida de tiempo impuesta por las novias deseosas de recrear una película Hollywoodense.

1

París, es sin embargo, mucho más que imágenes icónicas y estereotipos. Paris es el original de Las Vegas, el original de Ámsterdam y el original de Nueva York. Con una historia larga e interesante, y una cultura muy liberal, la ciudad es sin duda el lugar más interesante que puede haber sobre la tierra. Aquí hay 5 cosas que no sabían de París:

La Torre Eiffel: Gustave Eiffel completó la torre en 1889 para exponerla en una feria mundial. Esta torre sirvió como el arco de entrada para aquella feria que marcaba la celebración del centenario de la Revolución Francesa. En ese entonces, la gente se quejaba de la monstruosidad de la torre, y esperaban que esta desapareciera. El ejército, sin embargo, se dio cuenta que esta era una torre excelente para instalar una base que garantizara la supervivencia de la población, en 1906.

Striptease: En la década de 1880, las mujeres comenzaron a bailar con poca ropa, llevando al nacimiento del moderno striptease.

Sexo francés: Se dice que los franceses son una máquina de sexo, aunque es algo difícil de demostrar, aunque los estudios de Durex digan que es alta la tasa comparado a otros países…lo cierto es que puede ser que los franceses sean más cuidadosos.

Electricidad: La energía eléctrica no tiene nada que ver con el apodo de París “Ciudad de la Luz”. Este apodo viene de la época de la Ilustración, cuando París se mantuvo como el centro de la educación, del arte y la filosofía. Artistas, escritores y escultores viajaron desde todas partes del mundo para vivir allí.

Foto,Vía

Originally posted 2010-01-20 19:17:00.

A París con poco dinero

Algunos creen que para viajar a París se necesita mucho dinero, pero lo cierto es que no es así, ya que para ir a París, sólo se necesita una gran sed por conocerla y un gran ingenio para arreglárselas con pocos recursos.

1

Los que tienen pasaporte de extranjero, tienen 90 días para disfrutar de las maravillas de la ciudad, así que comencemos con el recuento de lo que deben tener en cuenta para pasar unas vacaciones inolvidables en el lugar más romántico del mundo.

Aunque no lo crean, existen alojamientos gratuitos, así ese es el primer paso, informarse en CouchSurfing, que les garantiza a ustedes conocer gente francesa auténtica que es propietaria de su casa o al menos paga su alquiler.

En caso que todavía tengan dudas de ir de viaje, porque creen que se quedarán en la calle pasando hambre, piensen en la posibilidad de encontrar un trabajo remunerado, aún sin tener un visado. Sólo debes buscar en el lugar apropiado para encontrar, como en la Iglesia de América, American Library, la American University de París y el Café Real de McCoy. Si la idea es quedarse a trabajar más de 90 días, entonces ahí necesitarán un visado.

Existen múltiples tipos de visas que te permitirán trabajar. Puedes convertirte en estudiaste inscribiéndote en alguna escuela de idiomas asequible y obtienes un visado para trabajar 20 horas por semana.

Como a los empleadores no les gusta complicarse con el tema de la visa, en cuanto obtengan una oferta de trabajo estable, vayan a la Cámara Francesa de Comercio Americana, en caso que sean estadounidenses. Hay que viajar, es cierto, pero el trámite lo facilitan.

Si ya están en medio de una tragedia económica en París, no se echen a morir, que pueden acudir al almuerzo exprés más famoso: una bolsita de maní y una ensalada de zanahoria, que les garantiza por algo de 1,5 euros ambas cosas, todo el aporte calórico, nutritivo y energético que necesitas.

Vía

Originally posted 2009-11-19 18:22:00.

Historia de la Catedral de Notre Dame (I)

Notre Dame es el verdadero corazón de París, e incluso diría, que es el propio país, porque las distancias de la ciudad a todas partes de Francia se calcula a partir de un punto ubicado en el extremo de la Place du Parvis, en frente de la Catedral.

1

La configuración de la Catedral en las orillas del Sena siempre ha sido memorable. Fundada en el siglo XII por Maurice de Sully, obispo de Paris, Notre-Dame ha crecido a lo largo de los años, cambiando a medida que París ha cambiado.

Las historias de París y Notre-Dame son inseparables. Muchos oraron aquí antes de partir a las Cruzadas. Los revolucionarios que destruyeron la Galerie des Rois y convirtieron el edificio en un templo laico no perdonaron a “Nuestra Señora de París”. Más tarde, Napoleón se coronó de emperador aquí, tirando la corona de manos de Pío VII y colocándola en su cabeza antes de coronar a su emperatriz Josefina. Pero el descuido, el vandalismo, los adornos y las guerras religiosas destruyeron gran parte de la estructura anterior.

La Catedral fue, una vez programada para demolición, pero debido a la popularidad de jorobado de Víctor Hugo de Notre-Dame y el resurgimiento del interés por el período gótico, nació un movimiento que permitió restaurar la Catedral a su gloria original. La tarea se completó gracias a Viollet-le-Duc, un genio de la arquitectura.

Cuando fue la época de rediseñar la ciudad, el barón haussmann ordenó derribar la Catedral para demostrar su ventaja ante la iglesia. Este es el mejor sitio para ver los tres portales de 13 esculturas del siglo (La Virgen, el Juicio Final y Santa Ana).

Foto

Vía

Originally posted 2009-12-20 16:11:00.