El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

spas

10 Grandes cosas que hacer en los aeropuertos (II)


Si te inclinas más por la velocidad y las actividades dinámicas, entonces los hoteles que tienen varios aeropuertos te pueden satisfacer con alternativas de gimnasio y spa. En Chicago O´Hare International puedes probar el Hilton en el terminal 2, en Detroit, el Westin y su gimnasio en el nuevo terminal McNamara y en Boston, el Aeropuerto Internacional Logan, aunque hay otro justo al otro lado del Hilton SkyBridge. Si no hay tiempo para salir a otra parte, está el XpresSpa, que ofrece tratamientos faciales y depilación brasileña en más de 30 lugares del terminal, incluyendo 8 en Nueva York, en el aeropuerto JFK. Los bares y servicios de masaje han crecido muy rápido por los competidores que han comenzado a ofrecer servicios similares, y con toda razón, porque cuando algo es bueno, por qué no imitarlo y mejorarlo, a fin de cuentas con la diversidad de opciones los más beneficiados somos nosotros los viajeros.

No hay que perder la posibilidad de probar los sabores locales. En DFW, primo del Bar-BQ, se ve una muestra de Texas, mientras que Miami ofrece costilla, bocadillos cubanos y diversos placeres culinarios. Si ya están volando fuera del terminal de JetBlue en JFK, hay varias opciones de sushi. Yo del sushi nunca me voy a aburrir, porque en cada restaurante se sirve distinto, con condimentos y sabores que no se igualan hasta que uno da con el que más el gusta y no lo deja. Por ahí me decían que en Japón el sushi es de los más desabrido porque no usan condimentos, si es así entonces vaya suerte que tenemos los que no estamos en Japón.

Si las compras de lujo son tu pasatiempo y tienes algún espacio en tu maleta de equipaje, vas a quedar fascinado con las boutiques de lujo de Swarovski, Bulgari, Hermes, Cartier y similares que están agrupadas en las salidas internacionales. Los museos ofrecen regalos distintivos, como el Museo Smithsonian boutiques en Dulles, Newark o Reagan National. El Museo Metropolitano de Arte se encuentra en sitios como LaGuardia, JFK, Boston, Newark y Houston, o la tienda SFMOMA OFS.

Vía: forbestraveler

Originally posted 2009-07-08 18:26:00.

Hotel Adlon Kempinski Berlín, Alemania

Cuando se trata de ubicación y poder de estrella, no compiten en Berlín con el Adlon. Este hotel, construído en 1907, es el hotel más opulento del mundo, famoso por Greta Garbo, donde iba para estar sola, y donde Michael Jackson mostró a su bebé a través del balcón. La propiedad original sobrevivió milagrosamente a la Segunda Guerra Mundial, para caer en mal estado y ser eventualmente demolida a mediados de los años 80. Pero el 1997 la nueva Adlon abrió en toda su antigua gloria, a pocos pasos de la Puerta de Brandenburgo.

157-adlon-kempinski-d

Las habitaciones son de gran estilo europeo, con cortinas pesadas, un montón de muebles de madera pulida y colchas acres con modelos de buen gusto. Los cuartos de baño son igualmente bellos, con pisos de madera oscura, espejos y amplias bañeras, atractivas y profundas.

En 2003, el hotel presentó un nuevo anexo, el Palacio Adlon, pero en frente de las habitaciones del edificio de más edad todavía existen las mejores vistas de la Pariser Platz. Las suites presidenciales son de 2000 pies cuadrados, colindando con salas de vapor, mayordomos al servicio y ventanales grandes.

Cuando se trata de servicio, el personal del Adlon es cortés y reservado. Demás está decir que los conserjes son casi inquietantemente eficientes y multilingües. Ellos tienen todo perfectamente organizado, desde los fuegos artificiales para un gran evento hasta las giras privadas.

En julio del 2008, llegó a bordo del Markus Lück como subdirector gerente, añadiendo años de experiencia a la ya excelente administración de clase mundial.

El jefe de cocina del Adlon, Thomas Neeser se ha ganado una estrella con el restaurante del hotel, Lorenz Adlon, por sus exquisitos platos de inspiración francesa, como el venado frito con salsa de alcachofa y albaricoque, de los cuales hay incluso cursos de cocina disponibles.

Cuando terminen la cena, pueden tomar el elevador especial ubicado en cada piso a través de las 28 habitaciones, o pasar al Adlon Spa para un masaje, o tomar un baño de inspiración romana.

Vía: forbestraveler

Originally posted 2009-06-23 18:13:00.

The Ritz-Carlton, Half Moon Bayta, California, Estados Unidos

Conducir por el sur de San Francisco, a lo largo de la autopista 1 en una mañana brumosa, es bastante deprimente, aunque en verano, en la soleada California que alberga la costa, el panorama es otra cosa.

En 1973, el primero de los dos campos de golf fue construído justo al sur de Half Moon Bay, a 30 kilómetros de la ciudad, donde el Ritz-Carlton abrió una ruta de senderismo con vistas a los acantilados del mar, que ya datan del año 2001. El lugar actualmente se ha convertido en un destino popular fuera del Área de la Bahía.

331-rc-half-moon-bay-d

Aunque desde el edificio principal se nota una notable idiosincrasia, todos los metros cuadrados de lujo se adhieren a las habitaciones del hotel con su tradicional plantilla: cuarto de baño con una bañera de hidromasaje, ducha separada y sumideros del tamaño antiguo, es decir extra grandes, camas King size o dos dobles, armarios empotrados y escritorios amoblados a lo Ethan Allen. La planta baja de las habitaciones tienen patios con sillas Adirondack, con vistas al mar. En el Club Floor las habitaciones son más grandes.

El personal de servicio tiene un particular sentido del humor, incluso cuando hay hostigosos viajeros de negocios y cuando deben controlar fiestas de bodas con docenas de invitados.

El golf atrae a los tipos de negocios que asisten a reuniones frecuentemente y para los que desean una escapada de fin de semana. El resort ofrece toda la línea de Prada en los caros tratamientos de spa.

Para todos, hay un ambiente donde se ha privilegiado la madera, con una imagen conservadora de la cadena, además de los llamativos barriles que inundan la bóveda del restaurante principal, Navío, que recrea un sutil aire marítimo que se adapta a los platos a base de marisco hechos por el chef Aarón Zimmer. Piensa en todo el tocino envuelto y las cenas que el restaurante ofrece cada martes en la noche, en su Experiencia Navío Mariscos por tan solo 45 USD. Las mejores mesas son las que tienen vista al mar.

Vía: forbestraveler

Originally posted 2009-06-22 17:34:00.