El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Tánger


 

2291481665_c2671869cb Foto: Flickr

En el Norte de Marruecos y muy cerca del estrecho de Gibraltar se encuentra este maravilloso destino. También cerca de la costa europea tanto que es inevitable advertir en esta ciudad la mezcla de la cultura africana con la europea. Y el Mediterráneo bañando sus costas como telón de fondo mágico propicio para la leyenda. 

Comencemos por el viaje : La Medina es el barrio antiguo de la ciudad. De esta ciudad que fue fundada por los fenicios. Y conquistada una y otra vez por los romanos, los árabes, los cartagineses. Todas estas culturas dejaron influencias que es posible ir registrando por Tánger con los ojos muy abiertos. Decíamos que hay que visitar la Medina con sus callejuelas pobladas de puestos y ferias artesanales (el Zoco). En el pequeño Zoco se encuentra la Gran Mezquita. 

En un momento Tánger fue invadida (no tomar literalmente) por una comunidad de intelectuales que encontraban en la ciudad un ámbito ideal para la imaginación y la diversión. Cecil Beaton, Paul Bowles, Truman Capote, Matisse, Jack Kerouac son algunos de aquellos célebres visitantes que hicieron ver a la ciudad como una ciudad para enamorarse. El cosmopolitismo de este sitio fue importante a principios del siglo XX. Ciertas libertades la colocaron como un lugar de transacciones non sanctas y de espionaje donde la libertad era mejor entendida como un libertinaje. Hoy queda la melancolía y el recuerdo de esos tiempos pero actualmente es uno de los lugares turísticos más importantes de Marruecos. Los españoles visitan esta ciudad a menudo.  

El boulevard Pasteur es la arteria principal del lugar. Calle comercial y financiera de la ciudad.

Las playas de Tánger merecen más que una visita ya que son excepcionales. Son largas y con muchas olas.

Tánger es decididamente un sitio magnífico para pasar las vacaciones. Y un lugar donde la nostalgia se respira a cada paso. 

Originally posted 2009-01-26 22:23:00.

Comments are closed.