El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Un pueblo, con nombre de postre, Chantilly


 Esta ciudad situada a tan sólo 48 kilómetros de Paris, empezó siendo sólo un castillo, se ha convertido en un lugar predilecto para el turismo.

El castillo que fue morada de la realeza, fue convertido en parroquia en 1962 por el rey Enrique III de Borbón.Condé, y fue su nieto Luís IV, el que finalmente convirtió a Chantilly en lo que es un hermoso pueblo, aunque claro está, ahora de mayores dimensiones.

Son cuatro barrios los que podemos encontrar en esta bella ciudad, el Coq Chantant, el Bois Saint-Denis, Cité Lefébure y la ciudad organizada.

Si tienes la suerte de poder visitar este pueblo, hay varios lugares que no puedes dejar de visitar, como son:

El Castillo de Chantilly, de maravillosa belleza y de especial interés artístico, en el que podrás encontrar famosos establos.

Dentro del castillo podrás encontrar el Museo Condé, que seguro que será de gran interés para el visitante.

También puedes visitar los Grandes establos, donde encontrarás el Museo vivo del caballo.

Y tampoco puedes perderte las maquinas hidráulicas del Pabellón de Manse, a orillas de la Nonette.

Además al sur del Castillo podrás encontrarte el bosque de Chantilly, de 6300 hectáreas, que antiguamente usaba la realeza para sus prácticas de caza.

El palacio fue destruido tras la evolución, pero afortunadamente fueron reconstruidos gracias a la labor de Luís Felipe, el hijo del rey.

Si te encuentras en Paris y quieres ir a visitarla, sólo tendrás que coger alguno de los muchos trenes que salen a diario hacia Chantilly, y además tendrás hasta las 00.00 para volver.

 

 

Originally posted 2009-06-10 22:43:32.

Comments are closed.