El blog de viajes del mundo | Viajitis Rotating Header Image

Viajando embarazada


10201647chA pesar de algunas molestias que ocasionalmente puede haber en el embarazo como náuseas, mareos, sensación de pesadez y de hinchazón o la necesidad frecuente de orinar, viajar no debe ser un impedimento, siempre que se tomen algunas previsiones.

El período más tranquilo para viajar durante el embarazo es después de la semana 12 y hasta la 30, vale decir, evitando el primer trimestre y los meses donde podría producirse un parto prematuro.

Conducir siempre aporta una cuota de estrés innecesario, por eso es mejor elegir un medio de transporte en el que la embarazada se sienta cómoda, y tratar siempre de ir acompañada, por si se presentara alguna complicación del embarazo. Igualmente importante llevar la documentación médica personal y saber de antemano el teléfono y la dirección de una asistencia médica en el lugar que se vaya a visitar.

Viajar en barco suele aumentar la posibilidad de mareos, el tren y el avión permiten un desplazamiento por los pasillos, que favorece la circulación sanguínea de las piernas. Si la elección es el autobús,  tratar de elegir aquellos que ofrezcan coche cama, o el de asientos más cómodos y espaciosos.

En todos estos casos los servicios incluyen baño, bebidas y una azafata que atiende las necesidades de los pasajeros, no obstante es bueno ir provista de un bolso de mano con algo de comida de casa (los snacks y la comida que se suele servir en estos medios de transporte puede caer mal al estómago de una embarazada), agua mineral, y algo de entretenimiento como un libro, auriculares, etc, para hacer más llevadero el trayecto.

Originally posted 2008-09-27 12:30:51.

Comments are closed.